LAS SALINAS DEL CARMEN » Un interesante pueblo costero

Uno de los lugares más impactantes que encontramos en Las Islas Canarias, es el poblado de Las Salinas del Carmen, por su valioso aporte a la economía del Archipiélago, desde hace varios siglos atrás.

Ubicado en Fuerteventura, parte de la provincia de Las Palmas. En este lugar la producción de la sal modificó, tanto su paisaje como la industria alimenticia, con la aparición de las técnicas de conservación de pescados y carne seca, en salazón.

Ha sido tal su importancia, que en el año 2002, las salinas se declaran como Monumento de Interés Cultural.

¿Por qué visitar Las Salinas del Carmen?

Qué ver y visitar en Salinas del Carmen en Fuerteventura. Foto por Norbert Nagel, Mörfelden-Walldorf, Germany. Wikimedia Commons.

En la costa este, y cerca de la villa de Antigua, la llamativa población de Las Salinas del Carmen, bien merece una visita. Su historia se remonta probablemente hasta mediados del Siglo XVII, cuando el “oro blanco” pertenecía al Señor Territorial.

Es tal la relación estrecha con el mar, que se creó el Museo de la sal; también podemos visitar las salinas, para conocer todo el proceso de la recogida de este mineral, y el respectivo Horno de Cal.

Monumentos y sitios de interés

Qué visitar en Las Salinas del Carmen. Museo de la Sal. Foto por Norbert Nagel, Mörfelden-Walldorf, Germany. Wikimedia Commons.

El pequeñísimo pueblo de Las Salinas del Carmen, cuenta con pocas casas y menos calles, por lo que la estadía es de apenas horas, básicamente para recorrer los alrededores, la playa, y tomar una cañita en uno de sus escasos restaurantes.

Sin embargo, al descuido nos tropezamos con la Iglesia de Las Salinas del Carmen, toda una construcción moderna frente a la costa, inaugurada en el año 2009.

Su fachada tiene un vitral con motivos marinos, único en toda la isla, y el templo se dedica a la Virgen del Carmen, Patrona de este caserío.

En el interior, sobresale la curiosa decoración del altar, donde además de la imagen de la Señora, se observa al fondo un pequeño pero hermoso bote, y dos pares de remos cruzados, y sujetos con un flotador.

Visita Las Salinas del Carmen. Foto por Norbert Nagel, Mörfelden-Walldorf, Germany. Wikimedia Commons.

Para el año 2016, una residente de una vecindad cercana donó la única campana a la que llamaron “Juana María”.

Salimos de este oratorio, y caminamos para llegar a la Playa del Muellito, donde la soledad nos acompaña, mientras las olas en las aguas tranquilas parecen besar la arena.

Este pedacito de costa refleja un paisaje muy diferente, dependiendo de las mareas; cuando la corriente sube, es posible nadar sin problemas, pero en bajamar descienden las aguas dejando al descubierto un terreno rocoso.

Allí conversamos con algún vecino, que nos puede hablar del pasado comercial de este lado de la isla, porque a un costado de la playa se encuentran Las salinas, la planta de extracción de este condimento, última que se resiste en Fuerteventura.

La sal que se recolecta se hace por el método del saltadero, ya que al pegar fuertemente las olas contra las rocas, estas aguas se recogen en cocederos, que luego por efecto del sol se van secando. Es un proceso muy interesante.

Otros lugares de Las Salinas del Carmen que debes conocer

Para explicar de una manera educativa, todas estas fases que se deben cumplir, hasta obtener el producto culinario por excelencia, se habilitó el Museo de la Sal.

Las Salinas del Carmen y Museo de la Sal. Foto por Norbert Nagel, Mörfelden-Walldorf, Germany. Wikimedia Commons.

En el mismo, se ofrece un espectacular recorrido por esta transformación artesanal, donde también se muestra la “casa” del que fue el último propietario de estas minas, y el Horno de Cal.

Todo el aprendizaje teórico lo obtenemos dentro de estas instalaciones, pero en exteriores tendremos la experiencia recorriendo el espacio, con guías que explican todo con detalle.

Visita Salinas del Carmen. Pueblos bonitos de Fuerteventura. Foto por Victor R. Ruiz. Wikimedia Commons.

Pasamos por la tienda y compramos algunos regalitos, como recuerdo de este atractivo pueblo de Fuerteventura, y además nos llevamos a casa una bolsa de “flor de sal”, como una delicia gourmet.

Mirando hacia el horizonte, percibimos el esqueleto de un rorcual, especie de ballena de 20 metros de largo, que igualmente forma parte de la Senda de los Cetáceos.

Festividades y Gastronomía en Las Salinas del Carmen

Esta localidad pesquera, celebra sus Fiestas Patronales el 16 de julio, en honor a la Virgen del Carmen.

Museo de la Sal de Las Salinas del Carmen. Foto por Victor R. Ruiz. Flickr.

Lo curioso, es que son las mujeres las que cargan la imagen desde la Iglesia hasta la playa, para iniciar una procesión marítima. Luego regresan de nuevo al poblado, y al sonido de la campana, se hacen las ofrendas.

Por otro lado, la gastronomía de Las Salinas del Carmen está muy asociada al mar, por ello los pescados y mariscos son los más consumidos en la villa.

Igualmente, el sancocho o el gofio escaldado, así como los tollos, siguen siendo muy solicitados. Punto aparte es lo referente al queso, la sal o las papas arrugás, clásicos de la comida.

Vistas en Las Salinas del Carmen. Foto por Frank Vincentz. Wikimedia Commons.

Recorrer las tranquilas y silenciosas calles de Las Salinas del Carmen, nos hace pensar que siempre estamos a la orilla del océano, y a pesar de ser un caserío muy pequeño, es bonito y encantador.

Nos ofrece lecciones, cuando vamos con los peques a conocer de dónde viene la “sal de la vida”, en su Museo, o cuando descansamos en una playita, donde el temperamento del mar, junto con las líneas de la lejanía, dibuja paisajes inimaginables.


Calificación del lugar

0
Rated 0 out of 5
0 de 5 estrellas (basado en 0 reseñas)
Excelente0%
Muy buena0%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%

Opiniones

No hay reseñas todavía. Sé el primero en escribir una.

➜ Añadir tu opinión sobre este lugar


Otros lugares turísticos cercanos



¡Comparte!