Las 21 mejores Playas de Costa Brava en Girona

Las playas de Costa Brava son uno de esos paisajes turísticos de España de donde solo te llevas lindas postales. Si quieres zambullirte en sus aguas, antes debes leer el siguiente apartado, aquí te mostraremos las 21 mejores calas y playas de la costa brava de Girona.

Para comenzar deberás viajar al noreste de España, lugar donde aguarda Girona, ciudad catalana reconocida por ser la capital de la provincia del Gironés.

Dicho poblado está divido por diferentes ríos y colmado de monumentos, sin embargo su verdadero encanto se esconde en su costa brava de 214 km, aquí encontrarás algunas de las mejores playas y calas de la región catalana.

Conoce las 21 mejores Calas y Playas de Girona

Mapa con las 21 mejores calas y playas de Girona

Click aquí para ver el mapa


Cala Sa Boadella

Si quieres pasar un día tranquilo junto a tu familia o amigos, sin duda alguna debes visitar la Cala Sa Boadella.

Situada al sur de la Costa Brava, Sa Boadella es una playa que no solo posee aguas vírgenes, también se encuentra rodeada por los Jardines de Santa Clotilde y la maravillosa playa de Santa Cristina.

Gracias a su leve oleaje, Boadella es de una de esas playas de Costa Brava que los amantes del snorkel y el kayak buscan para practicar y divertirse.

Pero esta cala ofrece mucho más, también cuenta con duchas, restaurante y servicios de limpieza, propios de una playa de Bandera Azul.

Ten en cuenta que dicho banderín solo es otorgado a las playas que cumplen con una serie de requisitos que avalan su calidad tanto ambiental como de seguridad.

Cala Pola

Surcada por rocas y un vasto bosque de alcornoques, la Cala Pola es una costa de la cual no te querrás despedir nunca.

 

Para llegar aquí solo debes tomar rumbo en dirección a Tossa de Mar, a 4 kilómetros de allí, en medio de la Cala Bona y la costa Giverola descubrirás la espectacular Cala Pola.

Al bajar la pendiente hallarás arena blanca y agua azul turquesa, pero esto es solo el comienzo de una experiencia inolvidable. Aquí tu preocupación será solo el protector solar.

Cala Pola es una playa alejada del resto del mundo, la cual, salvo el camping que encontrarás junto a ella, solo guarda autentica naturaleza. Esta cala te llevará al fondo marino, a realizar divertidas excursiones o a hacer ejercicio en kayak.

Playa Illa Roja

Un prodigio de la naturaleza, formada por una amplia costa de arena gruesa y agua que salpica con gran fuerza.

Así es la Cala de la Illa Roja, una de las playas de Costa Brava más artísticas, y no precisamente por su belleza natural, lo decimos por ser la modelo favorita de cientos de fotógrafos de toda España y el mundo.

La Illa Roja, tal cual una obra de arte, te hará vibrar. Pero, acceder a ella no es tan fácil, para probar sus aguas debes atravesar un camino estrecho bajo la sombra de una inmensa pared rocosa.

Una vez que hayas descubierto su majestuosidad, esta playa te ofrecerá la oportunidad de nadar en el fondo de mar, explorar cuevas y descubrir diferentes especies marinas.

Cala Jugadora

Las playas de Costa Brava se caracterizan por tener aguas cristalinas, aquí los amantes del mundo submarino se reúnen para nadar, la Cala Jugadora es una ellas.

Si te consideras una persona aventurera, esta cala te pondrá a prueba. Pero no te confundas, esta es una cala de aguas tranquilas donde solo necesitarás de un snorkel para divertirte.

Para llegar aquí necesitarás atravesar la zona del Cabo de Creus, un lugar meridional junto al litoral de la Cala Ielles y la Bona.

Un poco más al norte encontraremos a la Jugadora, la imponente cala que encierra pequeños archipiélagos como las islas d’en Forcat.

Playa Es Castell

Reconocida por su belleza singular y una ferviente historia, la playa Es Castell es uno de esos sitios turísticos que se roban tu corazón.

Si forma parte de tus planes, debes saber qué Es Castell no solo guarda aguas vírgenes, también es un lugar donde podrás conocer bosques y viñas.

Además tendrás la oportunidad de visitar por un lado el taller de pintura del gran Salvador Dalí, y por el otro, la casa del galardonado artista Josep María Sert.

Como verás, esta no es una playa donde solo podrás tomar el sol, es uno de los lugares más turísticos de España, e incluso Europa occidental.

Cala Aigua Xelida

Reconocida por ser “uno de los lugares favoritos de Cataluña”, la Cala Aigua Xelida guarda solo lo mejor para quienes la visitan.

Si quieres conocer de cerca su belleza natural entonces es momento de que viajes al norte de Tamariu, un poblado perteneciente a la comunidad de Palafrugell.

Luego recorrer 1 kilómetro, solo tendrás que bajar las escaleras de la urbanización de Aigua Xelida, aquí te toparas con una cala inigualable, escondida entre rocas y vegetación.

Playa Santa Cristina

Ubicada entre el Jardín Botánico de Pinya de Rosa y una multitud de árboles, la playa de Santa Cristina, debido a las reliquias del mismo nombre, es unas las playas de Costa Brava más simbólicas de Girona.

Uno de sus principales atractivos son la calidad de sus aguas, su higiene y seguridad. Esto le ha permitido ser portadora de una Bandera Azul. Aquí encontrarás desde restaurantes hasta hoteles donde pasar la noche.

Cala Sa Tuna

Si aún no conoces las playas de Costa Brava, la Cala Sa Tuna puede ser un buen destino donde comenzar, sus colores y su gente te harán vivir unas vacaciones inolvidables.

Aquí podrás disfrutar de un entorno completamente veraniego junto a tu familia, ya que esta cala, aunque es pequeña, sorprende a todos con su encanto. Pero lo mejor de Sa Tuna son esas caminatas con sombras marcadas por los árboles.

Playa de Port Bo

El corazón de Calella de Palafrugell, nos referimos a la playa del Port Bo, un pequeño pueblo marítimo que no solo dispone de aguas maravillosas y un clima excepcional. También posee un casco histórico muy importante, con sus edificios típicos y barcas varadas en la orilla.

Su paisaje marinero, su fácil acceso y sus tradiciones hacen de Port Bo una de las mejores playas de Costa Brava sin duda alguna.

Playa Sa Conca

Portadora de una Bandera Azul y vigilada por importantes obras arquitectónicas a su espalda, Sa Conca guarda un gran atractivo turístico por ser una cala de unos 400 metros de belleza.

Gracias a su oleaje sereno, es la cala favorita de miles de turistas amantes del buceo y de los paseos en bote.

Pero, si lo tuyo no es el agua aquí también puedes correr en sus senderos y conocer lugares como la Platja D’Aro.

Cala Estreta

También con senderos y un paisaje fantástico, en Girona también podrás encontrar a la Cala Estreta, una de las playas de Costa Brava más emblemáticas.

La magia de este esta espectacular cala se esconde en el “Drac Adormit”, una roca con forma de dragón dormido que adorna el horizonte esta fantástica playa.

Pero esta formación rocosa no es la única, basta con explorar un poco para encontrar islas y rocas nadando sobre aguas transparentes, un episodio que mantendrás por mucho tiempo en tu memoria.

Cala Rustella

A orillas de la Cadaqués, una de las ciudades más hermosas y salvajes de la Costa Brava se encuentra la Cala Rustella.

Una playa vibrante que conquista el corazón de todo aquel que la visita gracias a su paisaje enmarcado por árboles y rosas coloridas.

En medio de toda esta vegetación aguardan aguas profundas donde podrás reunirte con tus amigos para practicar buceo y divertirte todo el día.

Cala de Aiguablava

Si hay algo que describe la Cala de Aiguablava sin duda alguna es su nombre, el cual significa “agua clara”.

Pero sus aguas transparentes son apenas uno de sus principales atractivos turísticos. Las playas de Costa Brava albergan montañas y la Cala de Aiguablava no es la excepción.

En este sentido, aquí también podrás subir a uno de sus picos más alto, un mirador desde donde podrás observar el Cap de Begur y otros paisajes espectaculares.

Cala la Corcollada

Si quieres continuar descubriendo las playas de Costa Brava de Girona, no puedes dejar de visitar la cala la Corcollada, uno de los sitios más feroces.

No es fácil llegar a este lugar, necesitas atravesar un sendero rocoso sin ningún tipo de protección. Debido a esto, la Corcollada es considerada una cala para jóvenes aventureros. Solo lo más atrevidos han logrado conquistar este litoral de más de 300 de extensión.

Playa de Garbet

Quizás la Corcollada sea un lugar demasiado extremo, por eso, queremos presentarte la playa de Garbet, un arenal veraniego muy cerca de la ciudad que nos ofrece la oportunidad de dejar nuestro auto a escasos metros de la orilla del mar.

Aquí disfrutarás de una vista privilegiada; un horizonte de aguas templadas decorado con rocas. Sin duda, de Garbet es una de esas playas de Costa Brava para compartir con nuestros hijos.

Playa de la Fosca

Situada en la bahía del mismo nombre, la playa Sant Esteve de la Fosca es una cala que destaca por la calidad de su agua.

Al igual que otras playas de Costa Brava, este lugar posee un atractivo turístico singular; una formación rocosa de tintes negros que reposa a pocos metros del agua, hablamos de la Roca Fosca. Sin embargo, esta es una playa de poca profundidad y la mayoría de su suelo es de arena.

Cala del Crit y Font Morisca

De todas las playas de Costa Brava, la Cala del Crit posee una de las historias más increíbles; cuenta la leyenda que aquí los piratas del siglo XVII solían desembarcar.

Aunque la historia describe otros sucesos fantásticos, la verdad es que la Cala del Crit es un lugar especial junto al mar que debes visitar.

Por otro lado, a escasos metros, encontrarás la Cala Font Morisca, un lugar de aguas oscuras y rocosas que también posee su propia historia.

Aunque esta es un poco más sombría que la historia anterior, para llegar aquí solo deberás atravesar la Cala del Crit.

Cala Bona

A diferencia del Crit y Font Morisca, la Cala Bona es bastante frecuentada. Esta es una de las pocas playas de Costa Brava donde los deportes acuáticos están prohibidos, esto la ha convertido en un espacio de paz y tranquilidad para sus visitantes.

Pero, no te dejes engañar, Cala Bona es también un lugar divertido, cuenta con zonas de juegos infantiles y alquiler de equipos de buceo, e incluso cuenta con rutas para manejar bicicletas.

Cala S’alguer

Si buscas un lugar totalmente diferente donde pasar las vacaciones de verano, la Cala S’alguer es el lugar perfecto para ti.

Enmarcado por casas coloniales del siglo XVI, este lugar congrega muchos colores y obras arquitectónicas, como por ejemplo la casa Mas Juny, hogar de importantes eruditos de hace más de 80 años.

Gracias a su diversidad natural e histórica, en 2004 la Cala S’alguer fue nombrada como un “Bien Cultural de Interés Nacional.”

Playa del Portitxol

Si aún no has conocido las estructuras rocosas que sobresalen de las aguas de Portitxol, es momento de que lo hagas.

Aquí tendrás la oportunidad de capturar hermosas postales por encima o por debajo de una morfología rocosa fantástica.

Además de esto, gozarás de una vista privilegiada de la bahía de Roses. Sin duda, este es un lugar lleno de atractivos únicos, como la Hostal Empúries o las Muscleres Petites.

Playa Can Cristus

Para cerrar nuestra lista de las mejores 21 playas de Costa Brava de Girona queremos presentarte la bahía de Can Cristus.

Un lugar de paisajes hermosos y de un oleaje vibrante, el cual, además de brindarnos energía y conexión con la naturaleza nos arropa con abundante vegetación y vida animal.

Pero lo mejor de Can Cristus se esconde los archipiélagos de Punta d’en Piferrer y de l’Illa Roja, aquí podrás bañarte sobre las rocas que sobresalen y disfrutar junto a tu familia de la brisa del mar.

Te recomendamos:

Qué ver en Girona

Pueblos de Girona

Mapa turísticos de Girona

Categorías Girona


¡Comparte!