La Lonja de la Seda de Valencia

La Lonja de Valencia, llamada así habitualmente, pero también conocida como Lonja de la Seda, o de los Mercaderes, es sin lugar a duda el edificio civil de estilo gótico valenciano más importante de la Ciudad.

 Historia de la Lonja de Valencia

fachada de la lonja

Fue encargada construir a finales del siglo XV a Pere Compte, contrastado maestro que ya anteriormente tenía mérito reconocido por su participación en otras importantes obras arquitectónicas tales como las Torres de Quart, el Convento de Santo Domingo o la propia Catedral de Valencia.

La Lonja de Valencia se alzó como enseña que representara el prestigio de la espléndida etapa económica, cultural y política que caracterizaba a la sociedad valenciana de la época.

En el año 1996 fue declarada Patrimonio de la Humanidad.

 Distribución de la Lonja

El conjunto de la Lonja se encuentra estructurado en cuatro partes habilitadas para distintos usos.

El Patio de los Naranjos

Patio de los naranjos de La LonjaNos da la bienvenida cuando accedemos al interior del Monumento. Se trata de un espacio creado con la intención de generar una atmósfera que aportara serenidad y facilitase el reposo tras las importantes e intensas actividades que se desarrollaban a diario en sus estancias.

Posee varios naranjos, cipreses, bancos de piedra y una pequeña fuente situada en el centro cuyo sonido asemeja a un manantial. Un edén que suscita calma en un centro tan ajetreado como decisivo.

El Consulado de Mar

Consulado de mar en La Lonja

Desde el Patio de los Naranjos y a través de una escalera de piedra adosada a uno de los muros limítrofes, podemos acceder al denominado

Consulado de Mar. En esta estancia se trataban asuntos relacionados con las actividades orientadas con navíos marinos y sus negocios de transporte de mercancías especialmente entre los puertos mediterráneos, siendo éste un sector de suma importancia económica en el periodo.

Asimismo, allí se resolvían sentencias de juicios relacionados con el comercio marítimo.
Cabe destacar un precioso techo de madera dorado policromado que proviene de un antiguo Ayuntamiento de la Ciudad.

La Torre

Torre de la LonjaConsta de planta baja y dos pisos de alzada. En la planta baja se encuentra una pequeña capilla. Accediendo por su interior a dos plantas, ambas utilizadas como cárceles destinadas para aquellos mercaderes que fueran insolventes.

Salón de Contratación

Salón de contratación de La LonjaSe trata, sin lugar a duda, de la estancia más espectacular de todo el Monumento. Es una amplia nave con más de 750 m² en la que nos atraen en especial ocho columnas repartidas con apariencia de palmeras con tronco espiral en cuyo extremo superior se sientan los arcos que habilitan las bóvedas dando una sensación de espacio excepcional y ampliamente diáfano. Este salón estaba dedicado a efectuar las transacciones financieras y era considerado como la auténtica catedral del negocio cambista. Fuente infinita de intercambios y tratos. Núcleo crucial que alentaba al desarrollo de las buenas prácticas comerciales y a la intolerancia del fraude y la usura.

Fue precisamente el fuerte mercado de la seda, capital en importancia económica, quien arraigó su producto al nombre de la Lonja, así como el de sus figuras del gremio, aquellos mercaderes que eran los que en la etapa floreciente del siglo XV, Siglo de Oro Valenciano, impulsaron de forma sublime toda la prolífica sociedad comercial.

Gárgolas y figuras

Fachada con figuras y gárgolasNo podríamos abandonar el recinto sin mencionar algo que el asistente ya habrá observado desde el principio de la visita: La cantidad de figuras alegóricas, demoníacas, virtuosas, llenas de simbolismos o con apariencias monstruosas que plagan las fachadas y dinteles, jambas, puertas o arcos de los edificios del conjunto. Son constantes guiños de aquellos que participaron en la construcción de este maravilloso monumento y que no dudaron en hacernos testigos en el tiempo dando rienda suelta a sus cabales dudas, escenificando sus creencias y las sombras que les deparaba el futuro.

Asimismo, no podemos obviar las gárgolas. Afloran como canales de desagüe en lo alto de las edificaciones, por cada esquina y fachada. Inquietantes, centinelas, misteriosas, mágicas, algunas con posturas tildadas como pecaminosas y otras simulando ser moradores de los infiernos desatando su justicia en parajes terrenales sobre sueños imprecisos…

  • ¡Nota para turistas!

Es la Lonja. La Lonja de Valencia. La Lonja de la Seda, de los Mercaderes…Una Joya.

Un tesoro imprescindible de disfrutar en tu visita a la Ciudad.

Un lugar donde es fácil trasladarte en la Historia y revivir sensaciones apasionantes dignas de ser recordadas infinitamente por viajeros como tú.

Gárgola de la Lonja de los Mercaderes

 Cómo llegar

Situación: Plaza del Mercado s/n (Acceso por c/ La Lonja, 2)
Zona: Centro
Alrededores:

 Horarios

De lunes a sábado: 10:00 h. a 19:00 h.
Domingos y Festivos: 10:00 h. a 14;00 h.

Tiempo estimado de visita: 1 h.

 Precios

Precios individuales:
De lunes a sábado: 2 €
Domingos y Festivos: gratis

Otros puntos de interés cercanos

La Lonja de la Seda de Valencia
5 (100%) 2 votes