BOCAIRENT » Conoce este bello poblado medieval excavado en la roca

Dicen que todos los caminos conducen a Roma; eso es verdad, pero los nuestros nos llevan hoy a la Comunidad Valenciana para que podamos disfrutar de una auténtica joya: Bocairent, enclavado en la Comarca del Valle de Albaida, en plena Sierra de Mariola.

Tenemos este hermoso poblado, con su barrio medieval, un sinfín de calles empinadas, importantes restos arqueológicos, y un impresionante legado, por lo cual se ha ganado el nombramiento como Conjunto Histórico-Artístico, y recientemente, en el año 2017 ha sido designada como la Séptima maravilla rural de España.

Ven, vamos a visitar el pueblo  que le pertenece a los bocairentinos, y que sean ellos mismos los que nos cuenten las historias de este hermoso lugar de Valencia.

¿Por qué visitar Bocairent?

Razones para visitar la encantadora villa de Bocairent sobran: un casco antiguo con mucha historia, y sus alrededores llenos de las huellas que dejaron las distintas culturas que hicieron vida acá.

Además de la tranquilidad típica que se lleva en las plazas y templos, así como un interesante entorno natural, hacen de este paraje un ambiente sumamente atractivo, durante cualquier época del año.

Monumentos y sitios de interés

Vamos a dejar el coche aparcado en las afueras, para empezar a subir una cuesta que nos llevará a Covetes dels Moros, un acantilado en el Barranc de la Fos; allí se encuentran unas cuevas esculpidas en la piedra con sus “ventanas” del Siglo X, resultando en un paisaje natural sumamente original.

Debemos ser cuidadosos y seguir las instrucciones y los caminos marcados para evitar inconvenientes. Desde acá las vistas hacia la ciudad y el entorno son impresionantes.

Iniciamos la bajada caminando hacia la Cava de Sant Blai, otra obra ingeniosa para recolectar, conservar y/o vender nieve, modo de comercio que se desarrolló entre los Siglos XVII y XIX.

Ya ingresamos al barrio medieval, y en lo que era una de sus puertas de entrada se encuentra la Ermita de la Virgen de Agosto construída probablemente en el Siglo XII. En su fachada destaca el retablo con la imagen de la Virgen.

Seguimos nuestro paseo por las hermosas calles, y nos deleitamos viendo las singulares casas y calles llenan de flores, es un subir y bajar constante, e incluso podemos llegar a entrar a un callejón que no tiene salida.

Y así llegamos al templo más bello de Bocairent, un pueblo de Valencia, la Iglesia de la Virgen de la Ascensión, francamente monumental. Fue construída, en la Calle de la Abadía, sobre un antiguo castillo árabe y consagrada en el año 1516. Es un templo realmente hermoso e invita al recogimiento y la reflexión.

Pasamos por la Plaza del Ayuntamiento, y seguiremos viendo esas enormes y altas casas (esa es la impresión por los fuertes desniveles de las calles), y llegamos al Monasterio Rupestre, una capilla excavada en la roca y perfectamente visitable. Toda una sorpresa…¡¡¡

Otros lugares de Bocairent que debes conocer

Esta visita al poblado de Bocairent, puede que nos deje cansados pues es un permanente subir y bajar en sus callejuelas, pero esto no preocupa mucho porque encontraremos varias plazas para descansar, y además muchas fuentes para saciar la sed.

Este lugar de ensueño, cuenta con su puente medieval, el Pont de Darrera la Vila, espectacular obra en piedra que se cruza de manera magistral sobre el Río Clariá, y lo hace el más antiguo del lugar desde el Siglo XVI.

De igual forma, al lado de la Iglesia, se encuentra el Museo Arqueológico, lugar donde se exponen piezas recogidas en excavaciones cercanas, que nos muestran el modo de vida de los ocupantes ancestrales de estas tierras.

No podemos dejar pasar por alto la Plaza de toros, excavada en la roca viva, en el Siglo XIX.

Gastronomía y Festividades en Bocairent

La comida preparada por los bocairentinos es sabrosa, y reconforta el estómago con sus platillos, es así que probaremos la pericana, luego la olleta de cardo, y para el postre mantecats o el rotilo de Sant Blai.

 

Sus festividades son muchas a lo largo del año, y en enero se celebra Sat Antoni Abad con la bendición de los animales, y a finales de mes se ofrecen las noches de cirios. Para febrero son las fiestas de Moros y Cristianos, mientras que para el Sábado Santo, los niños elaboran unas tiras de latas, con las cuales hacen ruido mientras corretean por las calles.

Por agosto es la Fiesta a la Mare de Deu D´Agost, en septiembre será la Despertá, y en diciembre la festividad dedicada a La Purísima, Patrona canónica de Boicarent.

Cada vez que visitamos el noble pueblo de Boicarent, sabemos que el tiempo se detuvo en cualquier momento cuando recorremos las calles llenas de piedra, caminando en un eterno sube y baja. Se vuelve una aventura mágica que se resume en historia y leyenda, y se funde en una gema que los boairentinos se empeñan en cuidar, y nosotros en absorber.


¡Comparte!