CHELVA » Recorre la localidad más bonita de la comunidad valenciana

Hoy nos preparamos para marchar hacia la Comunidad española de Valencia, y por eso nos dirigimos a la comarca de los Serranos, a fin de visitar el extraordinario y pequeño pueblo de Chelva, con un inimaginable patrimonio histórico, una gran reserva cultural, todo esto colocado en un ambiente natural sin igual.

Siendo un poblado con semejante legado, esto le ha valido para ser nombrado la localidad más bonita de la Comunidad de Valencia en el año 2016. Todo un lujo…¡¡¡

¿Por qué visitar Chelva?

Cada persona interesada en el arte y la historia encuentra en el pueblito de Chelva toda una enciclopedia abierta para conocerla y entenderla.

Acá se dieron cita al mismo tiempo distintas culturas como la cristiana, judía y árabe (cada una perfectamente separada de la otra), lo cual se refleja en el trazado de sus calles, y las joyas arquitectónicas que visitaremos.

No queda duda que esta villa, con aire medieval, tuvo sus momentos de gloria en el pasado, pero toda esa riqueza ha llegado para mantenerse entre nosotros, hoy.

Monumentos y sitios de interés

Iniciamos nuestro viaje en la Plaza Mayor, el mero centro de reunión y vida de la ciudad, y admiraremos su hermosa fuente de piedra. También se encuentra el Ayuntamiento, y allí nos frenamos frente a la majestuosa Iglesia Arciprestal Nuestra Señora de los Angeles, hermosa por todos lados y además insignia de la ancestral Chelva, un pueblo de Valencia.

Esta magnífica obra del arte barroco nos sorprende por su fachada y exótica decoración interior; en el exterior una hermosa cúpula y campanario con casi 60 mts de altura, con un icónico reloj  que señala hora, día y fecha…muy original…¡¡¡

Por allí, también se encuentra el Palacio Vizcondal de finales del Siglo XV, también conocido como “La Posada” en el cual recientemente se descubrió, que aparentemente, allí se ubicó la primera iglesia cristiana de este poblado.

Lastimosamente no lo podemos visitar, motivado a las obras arqueológicas y de restauración que allí se llevan a cabo.

Al caminar por el histórico barrio árabe, encontraremos el Portal de San Cristóbal, especie de pasadizo que conserva ese aire añejo.

Luego veremos la Ermita de la Virgen de la Soledad, pequeño templo apretado entre dos callejuelas, y que fue la capilla del antiguo hospital de la localidad.

Este espacio del antiguo hospital hoy se encuentra ocupado por el Museo Arqueológico, lugar en el que aprenderemos sobre las piezas primitivas encontradas en excavaciones realizadas en este pueblo y sus adyacencias.

Otro tramo a recorrer es el barrio judío, al cual entraremos por el portal del Azoque, uno de los arcos que mantenían aislado este sector de la villa, y que actualmente mantiene intacto su trazado original, el cual es una delicia descubrir.

Otros lugares de Chelva que debes conocer

Otro punto muy interesante por desnudar en nuestra andanza es el barrio cristiano, conocido desde antaño como el de las “Ollerías”, por el número de hornos de cerámica que existían a lo largo de sus calles, ubicadas en la parte más baja de la villa.

Acá, lo entramado de sus vías nos ofrece un espectáculo para los ojos, y muchas ganas de caminar para que ellas mismas guíen nuestros pasos. Desde este lugar veremos la parte trasera del Palacio Vizcondal, y algunos restos de murallas medievales.

Un aspecto fascinante al transitar por el llamativo pueblo de Chelva, es la llamada Ruta del agua, singular tour donde se fusionan cultura y naturaleza, ya que recorremos dentro de esta villa lugares donde existen muchísimas fuentes de agua, y salimos a buscar los lavaderos, riachuelos, manantiales y pozas.

Y cerramos con broche de oro, en nuestra ruta de senderismo visitando el Acueducto de Peña Cortada, donde disfrutaremos de las hermosas vistas, y como somos atrevidos pasaremos por encima de este Acueducto, pero sin mirar abajo..por aquello del vértigo.

Además, la montaña de este lugar, nos invita a recorrer los túneles excavados en la misma hace más de 2000 años.

Gastronomía y Festividades en Chelva

Tan rico es este lugar, como rica es su gastronomía. Platos como las migas, el gazpacho serrano, o los resultados de la matanza de cerdo, el pucherico, y los embutidos, así como los guisos de toda la vida, nos sorprenderán.  Y de su repostería probaremos  los rollos de moda, las mariquitas o las tortas de almendra.

Así como su cocina es deliciosa, disfrutaremos también de sus fiestas, cuando en enero comienzan con la Fiesta de San Antonio Abad con sus famosas hogueras para celebrar el “empujón”.

El Domingo de Resurrección, donde se lanzan papeles de colores con aleluyas bendecidas, mientras que el 30 de abril se celebran las fiestas de los Mayos, y se cantan coplas a las jóvenes y a la Virgen. En verano ocurren las Fiestas Patronales.

Conocer y recorrer el acogedor pueblo de Chelva, nos enseña que cada cultura que hizo vida aquí, le dá un sentido mágico al lugar. Su gran tesoro histórico y cultural es inmaterial, pero cobra vida cuando vemos aquellas magníficas obras arquitectónicas con las pinceladas y el matiz apropiado a cada momento legendario y tradicional.

Aquí, todo es único, por algo fue declarada Conjunto Histórico de Bien Cultural, motivado a su gran riqueza y legado cultural, que ahora nos toca proteger y disfrutar de manera sensata.


¡Comparte!