CELANOVA » Conoce la historia y cultura de esta hermosa tierra orensana

En la lista de los pueblos más bonitos de Orense siempre hay un lugar para Celanova, una preciosa localidad, caracterizada por un interesante pasado histórico que ha quedado plasmado en su arquitectura y que, sin duda alguna, merece una visita.

A continuación, te invitamos a descubrir qué ver y qué hacer en Celanova, para que tengas una idea de todo lo que te aguarda en este pueblo con encanto.

¿Por qué visitar Celanova?

Ubicado en la comarca de Tierra de Celanova, este es uno de los pueblos con mayor atractivo turístico que existe en la provincia orensana, cuyas calles relatan el importante pasado que hay tras estas tierras.

Y es que su historia está representada por ilustres personalidades de la comunidad de Galicia, como el obispo santo, San Rosendo, quien fundó el monasterio medieval, uno de los más grandes puntos de interés de esta localidad, y otros personajes de la literatura, como Manuel Curros Enríquez y Celso Emilio Ferreiro.

Su bonito y pequeño casco antiguo transcurre en apacibles callejuelas de tradición medieval, en las que se abren paso numerosas casas bajas de balconadas voladas, y pequeñas plazuelas en las que se lleva a cabo el comercio hoy en día.

Estas calles de aspecto medieval son ocupadas por mercadillos semanales que puedes visitar para llevarte alguna artesanía local o algún otro recuerdo o suvenir, y además albergan atractivos restaurantes para degustar lo mejor de la cocina tradicional gallega, y algunos lugarcitos perfectos para tapear.

Como podrás ver, hay más de un porqué para visitar Celanova, un pueblo de Orense con mucho que ofrecer, en el que la historia, la cultura y la buena mesa siempre están presentes.

Monumentos y sitios de interés

Los principales centros de interés turísticos con los que cuenta Celanova están muy arraigados a la Edad Media, y uno de los que más llama la atención de aquella época es el Monasterio de Celanova o de San Rosendo, un  antiguo templo que, con el tiempo, ha sufrido varias modificaciones.

En el interior y en el exterior del recinto, se encontraban y aún se encuentran algunas construcciones, como por ejemplo la Iglesia de San Salvador, San Pedro y San Juan y el Templo de San Miguel.

A un lado del monasterio, está la Plaza Mayor de Celanova, uno de los primeros lugares que visitan los turistas, donde solían estar las casas de la gente más adinerada de la villa, esas con galerías y blasones.

Por si te interesa, cerca de esta plaza, se llevan a cabo mercados semanales que ocupan casi toda la villa, donde puedes encontrar tiendas varias con productos locales.

Si te gustan los museos y la literatura, muy cerca del mercado está la Casa de los Poetas de Celanova, en el edificio de la casa natal de Manuel Curros Enríquez.

Para finalizar, conviene visitar la Plaza do Milo, ubicada en la parte más humilde de la Celanova antigua, donde las casas están hechas de madera y son aún más bajas que las que se ven en la Plaza Mayor. Desde allí, se puede bajar hacia una bonita Ermita y un enorme lavadero.

Otros lugares de Celanova que debes conocer

Más allá de los monumentos y sitios de interés que ya mencionamos, en los alrededores de esta villa hay mucho más para ver y conocer, como la Torre Medieval de Vilanova dos Infantes y el Santuario de la Virgen del Cristal de Vilanova dos Infantes.

Por supuesto, no podemos olvidar al Castro de Castromao, uno de los principales referentes de la cultura de los castras del Noroeste peninsular, un yacimiento arqueológico ubicado en un monte sobre el lugar de Santa María de Castroma.

Festividades y gastronomía en Celanova

Las fiestas y eventos en el pueblo de Celanova no se hacen esperar, incluyendo la fiesta de las Marzas, cada 1 de marzo, la fiesta de los Huevos Cocidos, cada 25 de abril en Gandarela, y la Confección de Alfombras florales, el 29 de junio, durante el Corpus.

Asimismo, se llevan a cabo en el pueblo la Celanova Party, una reunión de jóvenes informáticos celebrada el 29 de agosto, la fiesta de San Roque, el día 14 de agosto, y la romería de O Cristal, con numerosas peregrinaciones el 15 de septiembre.

En cuanto a su gastronomía, en Celanova se sirven platillos típicos de la cocina tradicional gallega, como por ejemplo las filloas de matanza, la pierna de cordero a la orensana, el pulpo a la gallega y las inconfundibles empanadas gallegas con diferentes rellenos, todos ellos acompañados de una copa de vino de alguna de las cuatro denominaciones de Origen que existen en Orense: Ribeiro, Valdeorras, Ribeira Sacra y Monterrey.

Ya lo ves, Celanova tiene encanto y atractivo por dondequiera que le mires, por lo que no debes pasarle por alto en tu ruta por los pueblos más bonitos de Orense.


¡Comparte!