CASTRO CALDELAS » Un escenario urbano al centro de la Ribeira Sacra

Uno de los pueblos de Orense que más encanto y atractivo tiene es Castro Caldelas, un bonito municipio en el que todo hace referencia a un inmenso esplendor medieval, y que ha llegado a convertirse en uno de los pueblos más bonitos de España.

A continuación, te llevaremos a conocer qué ver y qué hacer en Castro Caldelas, una preciosa villa orensana que lo tiene todo: paisajes, historia y lo mejor de la gastronomía gallega.

¿Por qué visitar Castro Caldelas?

El pueblo de Castro Caldelas se encuentra ubicado en el corazón de la Ribeira Sacra, sobre una colina que domina la ribera del río Edo, y es ese enclave privilegiado el que hace que sea posible emprender numerosas rutas paisajísticas desde la zona, para disfrutar de uno de los lugares más atractivos del interior de Galicia.

Cuenta con un impresionante Casco Antiguo, declarado Conjunto Histórico-Artístico en el año 1998, y caracterizado por sus callejuelas empedradas y de trazado medieval, donde tienen lugar numerosas casas de piedra con galerías y escudos, en una de las cuales pasó sus días el insigne escritor y político gallego, Vicente Risco.

Su patrimonio monumental es extraordinario, pues está conformado por numerosas capillas, iglesias, santuarios, eremitorios y monasterios medievales, además de una imponente fortaleza que es, por mucho, el principal atractivo de la localidad.

Pero más allá de ello, Castro Caldelas es un pueblo de arraigadas tradiciones, donde la buena comida no puede faltar, por lo que ofrece numerosos establecimientos en los que se puede degustar lo mejor de la cocina gallega tradicional, en compañía de excelentes vinos y licores con denominación de origen.

Todo esto es la invitación perfecta para un recorrido por Castro Caldelas, un pueblo de Orense que tiene todo lo necesario para pasar unas vacaciones o unos auténticos días de escapada por territorio gallego.

Monumentos y sitios de interés

Como hemos dicho antes, el patrimonio monumental de Castro Caldelas es sencillamente fascinante y refleja, sin duda alguna, el rico esplendor medieval de este municipio orensano.

La entrada a su Casco Antiguo se hace por la Plaza del Prado, cuyas callejuelas estrechas y empedradas albergan numerosas casas señoriales con escudos en sus fachadas.

Pero la más insigne construcción de esta localidad es el Castillo de los Condes de Lemos, también llamado Castillo de Castro Caldelas y declarado Monumento Histórico-Artístico, el cual fue el más importante de la Ribeira Sacra y jugó un papel fundamental en los conflictos que existieron en la región en la época medieval. De esta fortaleza destacan la Torre del Reloj y la Torre del homenaje, y en los alrededores del patio del castillo, el Museo Etnográfico.

Por otro lado, en el núcleo urbano de la villa, está la Iglesia parroquial de Santa Isabel y San Sebastián, y en la parte baja del pueblo, el Santuario de Nuestra Señora de los Remedios, otro de los edificios que conviene visitar en un recorrido por Castro Caldelas.

Otros lugares de Castro Caldelas que debes conocer

No hay que olvidar que Castro Caldelas es también un lugar con un patrimonio paisajístico estupendo, y para admirar precisamente el paisaje, cuenta con sitios como el mirador natural de “Pena das Matacas”, en Paradela, desde donde se tienen algunas de las mejores vistas sobre todo el valle.

Asimismo, para los amantes del senderismo, a 5 km de la villa existe la ruta del bosque de Pigueiros y cascada Do Cachón. Esta ruta circular discurre por una senda que se abre paso por el bosque de Pigueiros, en el que pueden observarse numerosos carballos y castaños centenarios. Desde la cima, también pueden apreciarse vistas fenomenales del valle y sacarse fotografías como las de una postal.

Si te queda algo de tiempo, te recomendamos ir de paseo por los alrededores del pueblo, donde se encuentran pequeñas aldeas que podrás visitar para conocer su importante patrimonio histórico y etnográfico.

Festividades y gastronomía en Castro Caldelas

El pueblo de Castro Caldelas celebra algunas fiestas y eventos a lo largo del año, destacándose la fiesta de los Fachos, el 19 de enero, el festival Ponte Louco, en el mes de agosto, y las fiestas de la Virgen de los Remedios, entre el 6 y el 10 de septiembre.

Por supuesto, nadie puede visitar Castro Caldelas sin antes haber probado su deliciosa gastronomía, representada por productos de la mejor calidad, como la ternera de raza Caldelá, el jamón curado de la comarca, la empanada gallega, el pulpo a feira, el cocido gallego, la bica amantecada y los exquisitos vinos y licores con D.O Ribeira Sacra.

Y bien, como habrás podido ver, Castro Caldelas es de esos pueblos con encanto de la provincia orensana que no hay que perderse por nada del mundo, y ahora que conoces qué ver y qué hacer en estas tierras, podrás hacer de tu viaje una experiencia inigualable.


¡Comparte!