PARADA DE SIL » Conoce este atractivo e interesante pueblo de Orense

La provincia de Orense cuenta con lugares de un inmenso atractivo que constituyen un gran aliciente para el turismo rural, y uno de ellos es Parada de Sil, un bonito poblado con un importante valor paisajístico, histórico y monumental, que se ha convertido en uno de los destinos imprescindibles que visitar en el territorio orensano.

Si aún no te has pasado por allí, te invitamos a descubrir qué ver y qué hacer en Parada de Sil, uno de los sitios con más encanto que encontrarás en esta región.

¿Por qué visitar Parada de Sil?

El municipio de Parada de Sil se encuentra enclavado en el corazón de la Ribeira Sacra, en la comarca de Terra de Caldelas, lo cual justifica los hermosos paisajes que ostenta la localidad.

Declarado municipio de interés turístico en el año 2015, cuenta con numerosas rutas de senderismo para los amantes del turismo de naturaleza, además de bonitos miradores, desde donde se tienen algunas de las mejores vistas de toda la comarca.

Asimismo, alberga un rico patrimonio histórico y monumental que comprende, entre otras cosas, un antiguo monasterio del románico, una necrópolis rupestre y un interesante museo.

Por otro lado, la villa de Para de Sil destaca por sus tradiciones y por su atractiva cultura, que involucra la celebración de numerosas fiestas y eventos, los cuales llenan de gozo a turistas y locales.

Por supuesto, no debemos olvidarnos del aspecto gastronómico, otro de los puntos fuertes de este bello poblado, en el que destaca la producción de castañas y de vinos de excelente calidad, estos últimos con Denominación de Origen de la Ribeira Sacra.

Como ves, sobran los motivos para hacerle una visita a Parada de Sil, un pueblo de Orense que, con toda la razón, está considerado entre los más bonitos de esta encantadora provincia.

Monumentos y sitios de interés

El patrimonio monumental de esta villa orensana es extraordinario y está presidido por una verdadera joya del románico, como lo es el Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil, un templo que, según se cree, data del siglo X. De este templo, destacan los restos de pinturas románicas que se aprecian en el interior, en los ábsides, y la torre del campanario, la cual está coronada por una cresta almenada.

Otro de los lugares de mayor relevancia dentro del patrimonio silense es la necrópolis de San Víctor, ubicada en San Lorenzo de Barxacoba, la cual es considerada una de las más grandes necrópolis rupestres de toda Galicia.

También interesantes son la visita a la Fábrica de Luz, una central hidroeléctrica que fue rehabilitada para un albergue, un bar y un restaurante, y la visita a la Casa Museo de Chocolate en Teimende, una antigua fábrica de chocolate, en la que pueden apreciarse las maquinarias utilizadas para la producción de chocolate.

Otros lugares de Para de Sil que debes conocer

Entre los grandes atractivos de este pueblo orensano se encuentran sus miradores, increíbles puntos estratégicos desde donde puede se puede apreciar la belleza del paisaje y sacar fotografías estupendas. Algunos de los miradores más famosos son el de la Columna, el de Triguás, el de Castro, el de Cabezoás y los Balcones de Madrid.

Por otro lado, los amantes del senderismo pueden encontrar en Parada de Sil dos rutas homologadas, como lo son la ruta del Cañón del Sil Santa Cristina (PRG-98) y la ruta del río Mao (PRG-177), además de 3 de las 5 rutas del Centro BTT Ribeira Sacra.

Festividades y gastronomía en Parada de Sil

Parada de Sil celebra sus fiestas patronales en honor a San Ramón durante el mes de agosto, entre actos religiosos y grandes verbenas con orquestas del momento. También, celebra la festividad religiosa en honor al Perpetuo Socorro, que tiene lugar en Santigueiro, entre música y actuaciones religiosas.

Por otro lado, los vecinos de la localidad llevan a cabo la Festa do Mangosto en Parada de Sil, en la que los asistentes pueden degustar las tradicionales castañas asadas, acompañadas de empanada de carne o bonito y carne ó caldeiro.

En lo que respecta a la cocina tradicional, los amantes de la carne pueden encontrar en Parada de Sil un montón de platillos a base de cerno y res, incluido el tradicional churrasco gallego. Asimismo, pueden encontrar productos de río como truchas y anguilas, además de productos del mar, como el pulpo á feira y la merluza a la gallega.

Por supuesto, no faltan el pan gallego y las empandas gallegas con diferentes rellenos, como bacalao, pulpo, atún, zorza, entre otros; y para el postre, nada mejor que una rosca de Sober o una Bica de Castro Caldelas, exquisitos dulces tradicionales que no pueden faltar en la mesa silense.

En fin, no cabe duda de que Parada de Sil es uno de los pueblos con más encanto de Orense, por lo que su visita no puede faltarte, en un recorrido por esta provincia de Galicia.


¡Comparte!