SIMANCAS » Un pueblo fascinante en la comarca de Castilla y León

La geografía de la Provincia de Valladolid, en la española Castilla y León, nos regala lugares hermosos, con impactantes espacios monumentales. Es así que hoy visitaremos un poblado que es custodio de una gran historia, y con hechos que nos ayudan a comprender el espléndido legado que ha dejado para la posteridad. Hablamos del fascinante pueblo de Simancas, con una ubicación más que privilegiada, que le ha valido el título de Conjunto Histórico-Artístico por su magnífico Castillo, atractivo puente medieval, y un casco histórico muy cautivante y singular.

¿Por qué visitar Simancas?

Ubicado a las orillas del Rio Pisuerga, en lo alto de una loma, con una vista extraordinaria sobre la campiña vallisoletana, la especial villa de Simancas, nos invita de nuevo a transitar por sus calles añejas, llenas de cansancio por los años vividos, a conocer de la época de opulencia y vigor que tuvo, y que de nuevo rescata para que podamos disfrutarla, así, tal como es ahora.

Te invito a que conozcamos este retorno en la historia de la villa de las siete doncellas, cuya leyenda sigue muy vigente y presente en el precioso, pero al mismo tiempo emotivo monumento que nos muestra la hidalgía y pundonor de la mujer simanquina.

Monumentos y sitios de interés

Como siempre, la mejor forma de conocer estos espacio es caminando sus calles, así que dejamos el coche, e iremos a conocer el precioso y muy bien cuidado Castillo de Simancas.

Este monumento del Siglo XV, fue construído por la familia Enríquez sobre los restos de otra fortaleza. En fin, aquí pusieron su mano los romanos, los musulmanes y los cristianos.

De él podemos ver, por fuera restos de la antigua muralla de aquello que fue Fortaleza, Palacio, Castillo, Cárcel, y desde 1540, es el lugar donde se instala el Archivo General de Simancas.

Ya en el viejo Castillo se conserva aún el puente de entrada, la capilla y la cámara de la tortura; gran parte fue remodelado para albergar los más de “treinta millones” de documentos que en él se conservan, algunos completos y otros por partes.

Para visitarlo debemos hacer una solicitud previa, ya que está más orientado a la investigación.

Al salir bajamos por la Calle Miravete para encontrar la Oficina de Turismo, y a pocos pasos el Monumento a las 7 Doncellas, el cual es referente de Simancas, un pueblo de Valladolid.

Seguimos nuestro andar disfrutando de la hermosa arquitectura de las casas del Siglo XVI ubicadas en el centro histórico, algunas mostrando, todavía con orgullo, los antiguos escudos que identificaban a las familias residentes.

Ahora llegamos a la Calle Atrio, y a la bellísima Iglesia de El Salvador, la cual data del Siglo XVI, y nos muestra una fachada de piedra atractiva pero muy sencilla. Es otro de los lugares imperdibles por visitar en el poblado de Simancas.

Su inmensa Torre, parece que intentara tocar el cielo, y en su interior destaca el Retablo de Nuestra Señora del Rosario, y la espléndida colección de orfebrería.

Otros lugares de Simancas que debes conocer

Y así hemos llegado a la Plaza Mayor, un espacio muy grande, bordeado por edificaciones tradicionales de piedra y madera, algunas con soportales.

Allí podremos descansar en los bancos dispuestos bajo los árboles, y disfrutar de los alrededores de esta plaza.

Seguimos la caminata y llegamos a la Plaza del Mirador; en nuestro andar hemos pasado al lado del Rollo de la Justicia.

Desde este lugar tendremos las mejores vistas sobre el Rio Pisuerga y el antiguo puente de Simancas, así como sobre las montañas y alrededores de este fascinante pueblo.

Vamos a cruzar el hermoso puente romano, construído en piedra durante el Siglo XIII. Impresionan sus 17 “arcos”, y la forma tan elegante como posa sobre el río. Como dato curioso, este puente forma parte del “Camino de Santiago de Madrid”.

Gastronomía y Festividades en Simancas

La tremenda tradición culinaria que existe en este medieval poblado, se demuestra en todos los platillos de la cocina castellana como el lechazo o el cordero asado, o los productos embutidos de cerdo, acompañados de quesos o setas. Brindamos con un buen vino de la zona.

Igual de importantes son sus celebraciones, y se hacen a lo grande. Es así que en agosto se lleva a cabo la festividad más significativa para los simanquinos, cuando se recuerda al Patrón de la localidad, San Salvador.

Igualmente se repasa la leyenda de las 7 doncellas, cuando los habitantes de la villa reviven esta historia.

Las fiestas Patronales, en honor a Nuestra Señora del Abarral, se celebran en el mes de septiembre.

Siempre vamos a encontrar la excusa perfecta para recorrer el increíble pueblo de Simancas. Caminar por sus calles, visitar sus espacios y monumentos, degustar de su exquisita gastronomía, y si hay alguna fiesta participar con la misma alegría que siempre muestran sus moradores.

Su admirable Castillo, y el paseo por el encantador puente medieval, nos darán la paz y tranquilidad que sólo estos lugares pueden ofrecer.


Otros lugares de turismo cercanos

Click para ver otros lugares cercanos que merece la pena visitar



¡Comparte!


ALOJAMIENTOS EN SIMANCAS