PEÑAFIEL » Recorre y disfruta este pueblo vinícola con aire medieval

La próxima visita que nos ocupa, nos llevará a Castilla y León, donde conoceremos un pueblo espectacular; se trata de Peñafiel, una villa llena de historia reconquistada por el conde Sancho García en el año 1013.

Desde lo alto, su fascinante Castillo vigila sobre el horizonte los valles de los ríos Duero, Botijas y Duratón.

El legado arquitectónico, nos ha dejado grandiosas obras, probablemente las más bellas correspondientes al Medioevo, en esta villa vallisoletana.

¿Por qué visitar Peñafiel?

Visitar Peñafiel en la provincia de Valladolid, es visitar la historia misma, es conocer una gente encantadora; nuestro recorrido por sus calles será muy intenso, y así podremos disfrutar de todos los tesoros que guarda este pueblo.

Y si eres amante del vino, déjame decirte que has llegado al lugar correcto, ya que los campos llenos de viñas, le dan una vida excepcional al poblado. Se comenta que han encontrado restos arqueológicos que evidencian el consumo de vino, en esta región, desde hace miles de años.

Monumentos y sitios de interés

Iniciamos la visita en el impresionante Castillo de Peñafiel, declarado Monumento Nacional hace más de 100 años. Su forma asemeja un enorme barco, y se le conoce popularmente como el “buque de Castilla”.

Ya en el Siglo XV Don Pedro tellez Girón, le dá el aspecto que tiene actualmente.

Al ingresar, la Torre del Homenaje, con sus más de 30 metros de altura se ubica casi en el centro de esta Fortaleza. Desde esta altura, las vistas hacia los valles que circundan este poblado, son de infarto…!!!

Una vez disfrutado nuestro recorrido, y de subir y bajar muchas escaleras, podremos ubicar allí mismo el Museo Provincial del Vino, para conocer todo lo relativo a la historia de este caldo, y podremos participar en las catas por un módico precio.

Al salir del Castillo, la ruta nos lleva a otro lugar icónico de Peñafiel, un pueblo de Valladolid, la monumental Plaza del Coso; construida originalmente para que se llevaran a cabo las “justas”, algunos torneos medievales, y además para fungir como plaza de toros.

A su alrededor, las edificaciones medievales cuentan con “balcones de madera” que sirven de palco para los eventos que allí se celebran; como dato curioso, estos balcones se alquilan para las festividades.

Muy cerca, se ubica la Iglesia-Convento de San Pablo, erigida en 1324 por el Infante Don Juan Manuel. Tanto el exterior como el interior de esta edificación, son de una belleza extraordinaria, y adentro quedan algunos restos de antiguos murales, así como la capilla funeraria de este benefactor y su familia.

A pocos pasos nos encontramos con la Iglesia de San Miguel de Reoyo, obra elegante de finales del Renacimiento, cuyo interior está finamente decorado. Adentro encontramos valiosos retablos de San Pedro, San Roque o San Miguel.

Otros lugares de Peñafiel que debes conocer

Un poco al norte, en la Plaza España se encuentra la Iglesia-Museo Santa María de Mediavilla, del Siglo XV. En su momento fue la más importante de esta villa, pero actualmente es sede del Museo de Arte Sacro de la Comarca, con importantes piezas en exposición.

Al cruzar el puente sobre el Rio Duratón, en la Plaza Comuneros, se ubica el Convento de Santa Clara, que se construye en el Siglo XVII. Actualmente fue rehabilitado y funciona como hotel, no obstante se respetó el espacio de la Iglesia y se ofician misas sólo durante el verano.

Otro lugar interesante para conocer es la Torre del Reloj, en la Calle Hospital. Es lo que queda en pie de la desaparecida Iglesia de San Esteban.

Un poco más arriba queda la Casa Museo de la Ribera, donde la visita teatralizada nos lleva a situaciones cotidianas que vivían las familias de Peñafiel, en tiempos pasados.

Ya en las afueras podremos visitar la Ermita del Santísimo Cristo del Humilladero, construida en 1863, y en su interior destaca un retablo del Siglo XVIII llamado El Cristo.

Gastronomía y Festividades en Peñafiel

El pueblo de Peñafiel, así como las riberas del Duero y del Duratón, se disfrutan tremendamente alzando una copa de vino con Denominación de Origen Ribera del Duero, como los elaborados acá.

No obstante, la exquisita cocina de los peñafielenses se condimenta en buenos trozos de lechazo asado, o en el queso de Esgueva, y por supuesto, se repite el vino. Todo esto hay que probarlo.

Sus festividades también son exquisitas, es así que las más relevantes son la Bajada del Angel, declarada de Interés Turístico Nacional¸donde lo emocionante es ver bajar al ángel para despojar a la Virgen de su traje de luto, al compás de cientos de palomas que se ven volar.

También son muy importantes las fiestas de Nuestra Señora y San Roque durante el mes de agosto, con encierros de toros y se entona una versión de pasodoble llamada “Chúndara”.

Peñafiel, un lugar subyugante, tiene su Castillo en forma de barco, que siempre ha llevado al poblado hacia puerto seguro; la villa vallisolitana, ubicada a sus pies, esconde muchos secretos en sus calles medievales.

Acá descubrimos que Valladolid, en sus profundidades, tiene muchos lugares mágicos, y hoy visitamos uno: Peñafiel, “la peña más fiel de Castilla”.

Calificación del lugar

0
0,0 valoración
0 de 5 estrellas (basado en 0 reseñas)
Excelente0%
Muy buena0%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%

Opiniones

No hay reseñas todavía. Sé el primero en escribir una.

➜ Añadir tu opinión sobre este lugar


Otros lugares turísticos cercanos



¡Comparte!


ALOJAMIENTOS EN PEÑAFIEL