MEDINA DEL CAMPO » Un mágico lugar vallisoletano que debes conocer

Seguimos recorriendo el sur-este de la Provincia de Valladolid, e iremos a visitar un destino que se encuentra en medio de la llanura, y que el Río Zapardiel casi corta por la mitad. Hablamos de la hermosa villa de Medina del Campo, lugar histórico donde fallece la Reina Isabel La Católica.

Dentro de él abundan los Castillos, Palacetes, Iglesias y Conventos, cada uno con una historia más interesante que la otra, y quizás uno de los poblados más hermosos de la provincia vallisoletana.

¿Por qué visitar Medina del Campo?

Conocer el centro de comercio más importante de Europa durante el Medioevo, es una aventura.

El “boom” de ese momento histórico, ocurre en la actualidad, ya que muchísima gente de diversas nacionalidades también ha descubierto las maravillas de vivir en este poblado, parte de la provincia de Valladolid, casi una gran ciudad.

Ofrece de todo, desde historia y arquitectura, hasta lugares de relax o para ir de fiesta.

Se puede decir que Medina del Campo, lo tiene todo…¡¡¡

Monumentos y sitios de interés

Amanecemos con ganas de ver arquitectura y conocer más de historia y leyendas, y por eso iniciamos este paseo en el Castillo de La Mota, una mole impresionante ubicada en lo alto de una loma, y con unas vistas que se pierden hacia el infinito.

Construído totalmente en ladrillo rojo después del Siglo XII, la hermosa coloración se distingue a la distancia. Accedemos por un puente, y podremos ver adentro el Patio de Armas, la Sala de Juan de la Cosa y la Capilla. Resalta, muy notablemente, su enorme Torre del Homenaje.

Salimos del Castillo, y callejeamos bordeando el Río Zapardiel, hasta llegar a la Iglesia de San Miguel, donde su retablo es sencillamente cautivante.

Cruzamos el río, y en la otra ribera nos espera un edificio icónico edificado en 1562: Las Reales Carnicerías, construido específicamente para darle un uso comercial, el cual se conserva hasta el presente.

Bajamos por la Calle Maldonado de Medina del Campo, un pueblo de Valladolid, y llegamos a la Plaza Mayor, comentan que es la más grande de España.

Alrededor de ella, se ubican grandes edificaciones como la Colegiata de San Antolín y su Iglesia. De este magnífico edificio resaltamos la Torre y el Reloj, y adentro la decoración de la Capilla de las Angustias o el impresionante Retablo Mayor.

Diagonal a ésta, se encuentra el Palacio Real Testamentario, originario del Siglo XIV, y donde vivió, redactó su testamento y luego murió la Reina Isabel La Católica; actualmente funciona como Centro de Interpretación de este personaje histórico.

En esta Plaza Mayor de Medina del Campo, también se ubica el Ayuntamiento, y a su lado está La Casa de los Arcos, también conocida como Casa del Cabildo o “Casa Consistorial”. Asimismo, encontramos la Casa del Peso.

Otros lugares de Medina del Campo que debes conocer

Seguimos callejeando, y muy cerca encontramos el Palacio del Almirante, residencia de un noble, con una fachada muy hermosa. Igualmente pasaremos frente a el Palacio de Falces o el de Quintanillas.

Caminando al norte, hacia la Calle San Martín visitamos la Fundación Museo de las Ferias ubicada en la antigua Iglesia de San Martín.

Este museo es único en su especie, y nos muestra todo el progreso mercantil y diversidad económica que se vivió en Medina del Campo, durante los Siglos XV y XVI, en piezas y documentos originales de aquellos tiempos.

La misma calle nos lleva hacia la Plaza del Pan, donde pasaremos por el Palacio de los Dueñas, insigne obra arquitectónica con una espectacular fachada. Actualmente funciona como centro de enseñanza.

Muy cerca se ubica el Monasterio de San José, donde se resguardan objetos personales que pertenecieron a Santa Teresa de Jesús y a San Juan de la Cruz. Y cruzando la calle se encuentra la Iglesia de Santiago El Real.

Resulta muy interesante acudir al Centro Interpretativo de las Huellas de la Pasión, donde sentiremos de primera mano el fervor religioso con el que se vive la Semana Santa medinense.

Gastronomía y Festividades en Medina del Campo

Nuestro paladar se deleitará ante los platillos que nos ofrecen los “medinenses”, y con seguridad nos ofrecen lechazo, aves en escabeche, o productos de la matanza del cerdo. Para el postre nos decantamos por la leche frita, cocadas y hojaldres, todo acompañado con un buen caldo de la zona.

Igualmente, en Medina del Campo, los vecinos reciben a los visitantes para disfrutar todos juntos las festividades, muy especialmente las de San Antolín, con sus festejos taurinos.

En el mes de febrero se honra a Santa Águeda, Patrona de la villa, y durante la Semana Santa, las Procesiones se llevan a cabo con profundo recogimiento espiritual.

Visitar y recorrer las calles de Medina del Campo, nos regresa a épocas de esplendor vividas intensamente en esta ciudad. Su grandeza reside precisamente, en que nunca perdió su encanto y magia, y no nos dá respiro, porque cada rincón oculta una historia.

Nos llenamos de ese espíritu medieval, y nos imaginamos caminando sus callejuelas, a la luz de candiles, para ver a los Reyes y Reinas que acá vivieron, disfrutar de la grandiosidad y nobleza, y luego impregnarnos de toda esa gloria.

Calificación del lugar

0
0,0 valoración
0 de 5 estrellas (basado en 0 reseñas)
Excelente0%
Muy buena0%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%

Opiniones

No hay reseñas todavía. Sé el primero en escribir una.

➜ Añadir tu opinión sobre este lugar


Otros lugares turísticos cercanos



¡Comparte!


ALOJAMIENTOS EN MEDINA DEL CAMPO