TABARCA » Qué ver y hacer en esta mágica isla alicantina

¿Qué ver en Tabarca? La isla de Tabarca es uno de esos emplazamientos casi desconocidos de la costa de Alicante, pero que sin duda merece la pena visitar. Ubicada frente a Santa Pola, a tan solo 3 millas naúticas de su Cabo, dispone de muchos rincones que ver y de unas aguas que nada tienen que envidiar a otras islas del mediterráneo.

Tabarca es la única isla habitada de la Comunitat, bien de interés cultural desde 1964, y fue nombrada reserva marina protegida en 1986 (la primera de España). Es uno de esos lugares en los que el tiempo parece detenerse, y que te permite entrar en contacto con la auténtica naturaleza y forma de vida mediterráneas.

Si te estás planteando visitar la pequeña Tabarca, te hemos preparado una lista de lugares que tienes que ver (y unas cuantas cosas que hacer):

Qué ver en la isla de Tabarca

Mapa con los lugares que visitar en Tabarca



La muralla de la isla

Se trata de una fortificación de piedra que rodea la isla, adaptándose a ella. Su construcción data de 1769, y ha sido declarada conjunto histórico artístico. Destacan las tres puertas que dan entrada a la población de la isla.

Puerta de San Miguel o de Tierra

Es la más pequeña de las tres, da paso a una cala que se encontraba cerca del puerto.

Puerta de San Gabriel o de la Trancada

Situada al oeste, da paso a una antigua cantera (islote de la cantera) desde la que se extrajeron las piedras utilizadas en la construcción de la ciudad.

Puerta de San Rafael o de Levante

Situada al este, es de orden dórico y era la vía de comunicación que conectaba la ciudad y el puerto.

Torre de San José

Uno de los edificios más representativos de la isla, se encuentra de camino al faro, en la parte deshabitada. Fue construido en 1790 con el objetivo de guarecer tropas y ha tenido diversos usos militares, entre ellos el de mazmorra durante la guerra carlista. Actualmente es un almacén del centro de ecología litoral. En sus paredes puede apreciarse un escudo Carlista.

Iglesia de San Pedro y San Pablo

Se trata de una pequeña iglesia católica construida en el siglo XVIII. Fue nombrada bien de interés cultural en  1964.

El Faro

El Faro

Inaugurado en 1854, permitía avisar a los barcos para evitar los numerosos naufragios provocados por la falta de visibilidad de la isla. Se encuentra en la parte este de la isla (deshabitada) y el camino hasta él merece la pena por el paisaje.

Las callecitas del pueblo

No puedes marcharte de la isla sin dar un paseo por las callecitas de la isla, con las típicas casas blancas y de colores, propias del pintoresco pueblo pesquero que todavía se conserva.

Y por supuesto sus calas y playas, para las que hemos dedicado una sección especial.

Las mejores calas de Tabarca

Cala de La Cantera

Ubicada en el islote de la Cantera, en la parte oeste de la isla. Para llegar hasta ella hay que cruzar una zona con agua que cubre hasta las rodillas-cadera, pero al otro lado encontrarás una cala impresionante en la que estar muy tranquilo ya que no llega casi nadie.

Playa de Tabarca

La playa típica para un día de sol y playa, es bastante extensa y tiene los servicios para pasar un día de 10 con la familia y de relax.

Calas al norte del faro

No conocemos el nombre de estas calas, pero son de las menos transitadas de la isla y merece la pena su visita.

Cala dels Birros



Al sur de Nueva Tabarca, aparecerá ante ti tras un breve paseo por sus callejuelas. Una cala resguardada de aguas cristalinas, muy recomendable para hacer snorkel o darse un buen baño.

Cueva del Llop marí

Para los amantes del snorkel y de la natación, es una zona ubicada al sur de la isla que tiene una pequeña cueva de aguas cristalinas, ¡Para los más aventureros!

Cala de la Galera



Ubicada al sur del faro, justo frente al islote de la Galera. Una cala muy tranquila de aguas cristalinas.

Cala de San Gabriel

Ubicada en la parte oeste de la isla, nada más salir por la puerta de San Gabriel. Es una zona resguardada, de aguas tranquilas y que permite hacer snorkel.

Qué hacer en Tabarca

  • Degustar el famoso caldero tabarquino, un manjar único de este islote (también recomendamos el caldero de bogavante, riquísimo).
  • Pasear por sus murallas, con las magnificas vistas a las calas de aguas cristalinas.
  • Dar un paseo a lo largo de la isla, hacia la zona deshabitada (parece una pequeña toscana por su vegetación) y a los dos lados podrás observar diversas calas que forman pequeños acantilados.

  • Conocer la Torre de San José, construida para guarecer tropas en 1790, fue utilizada como mazmorra durante las guerras carlistas.
  • Visitar el faro, construido en 1850, y todavía en funcionamiento
  • Conocer el pueblo con sus bonitas casas de colores.
  • Acercarte a las diferentes puertas de la muralla todavía en pie.
  • Hacer snorkel en sus muchas calas, al ser una reserva marina protegida la fauna es extensa, y además está lleno de campos de posidonia donde los peces se acercan a comer.
  • Tomar el sol en sus calas escondidas, o tener un tranquilo día de sol y mar con las comodidades (hamacas, restaurantes) de su playa principal.

Y si haces noche en la isla

  • Disfrutar de una bonita puesta de sol frente al mar.
  • Contemplar un cielo estrellado en la noche.
  • Alucinar con un amanecer para el recuerdo por la mañana.
  • Admirar la tranquilidad y paz que queda en la isla cuando los turistas del día se marchan.

Historia de la isla

La isla que se identifica con Planesia, descrita por los antiguos griegos, era considerada una isla bastante peligrosa por las numerosas rocas del agua, que provocaron hundimientos en sus costas (por ello pueden verse restos de numerosos pecios y ánforas).

Durante la edad media y siglo XV, fue utilizada por los piratas y traficantes berberiscos como base, hasta que en el 1769 (año de construcción de la muralla), el rey Carlos III, repobló la isla con ciudadanos genoveses a los que había rescatado de la tunecina Tabarca, por lo que recibió el nombre de Nueva Tabarca. En ella se construyó la iglesia, las murallas, torres y el comienzo de un asentamiento poblacional que evitase que la isla cayera de nuevo en manos piratas.

Durante las guerras carlistas fue empleada para el traslado de presos, ya que la Torre de San José hizo las veces de mazmorra.

En la actualidad es la única isla poblada de la Comunidad Valenciana, y un entorno que merece la pena visitar.

¿Dónde alojarte?

Cómo hemos comentado antes, hacer noche merece la pena por la puesta de sol, las estrellas y la tranquilidad que queda cuando los visitantes del día se han marchado.

Por lo pequeña que es la isla, hay pocas opciones de alojamiento (aunque por suerte buenas) y suelen estar completas en los meses de verano, por lo que es recomendable reservar con antelación.

Te mostramos los mejores hoteles para dormir en Tabarca:

Opción Recomendada

Hotel Boutique Isla de Tabarca Reservar

Muy bien situado en el centro de la población, es un 3*** que tiene una puntuación de 8,7 con más de 325 valoraciones.

Opción Barata

Hostal Masin Reservar

Una opción algo más económica pero que cuenta con la excelente puntuación de 9,4 con más de 339 valoraciones.

Opción LUJO

Vila Tabarca Quality & Luxury Reservar

Una villa entera de 200 m2 para ti, con toda clase de lujos. Una opción ultra premium para una ocasión especial.

Ver todos los alojamientos en Tabarca

¿Cómo llegar a Tabarca?

Desde Santa Pola

La forma más fácil, rápida (por la distancia) y económica (solo 15 €) de llegar a la isla es partiendo desde esta población. Tras un breve trayecto de unos 15-20 minutos en barco, se llega a isla.

Comprar billete en barco desde Santa Pola

Las tabarqueras parten desde el mismo puerto y podéis aprovechar para hacer noche en Santa Pola, ya que por las noches la zona del puerto tiene bastante ambiente y hay muchos restaurantes donde comer o cenar.

RECOMENDAMOS: Si quieres aprovechar bien el día y hacer una visita a tabarca y a la vez disfrutar de un día de snorkel, te recomendamos este tour (Plazas limitadas).

Desde Benidorm

Desde el puerto de Benidorm esta empresa realiza excursiones para llegar hasta la isla. Salen desde el puerto (Paseo de Colon, Benidorm Alicante, España) el coste es de 35€ adultos y 20 € niños.

Desde Alicante

Desde el puerto de Alicante salen varias empresas navieras que llegan a la isla en una hora aproximadamente, una de ellas para comprar billetes es Kontiki, cuesta 20€ por persona.

Si te apetece pasar un día de 10, también puedes hacer este tour de 6 horas en catamarán hacia Tabarca. Pasarás un auténtico día de sol, mar y snorkel (impresionante por ser una reserva marina protegida).

Desde Valencia

La forma más sencilla de llegar desde Valencia es ir en coche o en bus hasta Santa Pola, y desde ahí las tabarqueras hasta la isla.

Si prefieres no complicarte con coches, aparcamientos y demás, con esta excursión te recogen en tu hotel en la ciudad, te llevan en coche hasta Santa Pola y de ahí a la isla sin preocupaciones.

Tiempo en los próximos días



Dónde está la isla



Te recomendamos:

Qué ver en Alicante

Playas de Alicante

Mapa turístico de Alicante

Calificación del lugar

5
5,0 valoración
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)
Excelente100%
Muy buena0%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%

Opiniones

Una isla preciosa
5,0 valoración
26/07/2020

Multitud de calas de aguas cristalinas y un pueblo muy bonito para visitar, hacen de ella un sitio que si o sí tienes que conocer en la visita de la costa de Alicante.

Jose
➜ Añadir tu opinión sobre este lugar


Otros lugares turísticos cercanos



¡Comparte!