BIAR » Conoce este hermoso e histórico destino turístico alicantino

La Provincia de Alicante, y la Comarca del Alto Vinalopó, tienen un pueblo de montaña llamado Biar, lugar para disfrutar de paz y sosiego, desconectar de la cotidianidad, y hacer una vida más rural. Nos permite descubrir lo único, genuino y singular que es.

El legado arquitectónico que veremos en el centro histórico y sus alrededores es impresionante. Las casas construidas de manera tradicional, hacen un juego perfecto con las calles de entramado complejo, y todo el conjunto explica su origen musulmán.

¿Por qué visitar Biar?

Imagina que vas caminando por calle laberínticas, que al final te llevan a un hermoso Castillo ubicado en una loma; igualmente podremos tocar los restos de un antiguo acueducto, y en cuanto a su patrimonio natural, nos sorprende enterarnos de las plantas y árboles centenarios, que acá custodian los biarenses.

Este viaje tiene de todo, así que vamos a montarnos en esta aventura, y a disfrutar del peculiar poblado de Biar.

Monumentos y sitios de interés

Empezamos la visita, caminando hacia el imponente Castillo, ubicado en lo alto del pueblo a más de 750 metros de altura; ya este dato nos habla de lo soberbio y grandioso que fue su pasado.

Iniciada su construcción en el Siglo XII, conserva parte de su doble muralla, resaltando además la hermosa y estilizada Torre del Homenaje. Se comenta que la cúpula almohade en su interior, es rara para una edificación militar como ésta, y además una de las más antiguas, ya que data del Siglo XII.

El paisaje de olivos de Biar, un pueblo de Alicante, acompaña y le da más presencia a esta hermosa obra, actualmente restaurada y recuperada. La experiencia de recorrer el Castillo por dentro, es incomparable.

Bajamos hacia el centro histórico, y llegamos a la Plaza de la Constitución; allí se ubican el edificio del Ayuntamiento y la estación de policía; también veremos el Museo Etnográfico, donde se exhiben objetos que cuentan la vida pasada de esta hermosa villa, especialmente la tradición cerámica y de alfarería.

Muy cerca, la Iglesia de Nuestra Señora de Asunción, precioso templo que vió la luz por el Siglo XV. Su fachada es absolutamente maravillosa, y su Torre-Campanario del Siglo XVIII, se eleva hacia el cielo.

Subiendo por la Calle de la Torreta, llegaremos a ver los restos de la antigua muralla en el Portal de Torreta; andando un poco más llegamos a la Ermita de Loreto, la cual permanece cerrada, salvo el día 8 de septiembre, fecha en la que se puede visitar.

Igualmente se ubica bastante cerca la Ermita de San Roque, junto a lo que se denomina la “Puerta de Xátiva”, la cual era una de las antiguas entradas de las que disponía este recinto amurallado, lo que explica su curiosa ubicación.

Otros lugares de Biar que debes conocer

El hermoso poblado de Biar, está repleto de bellas ermitas, es así que si continuamos en sentido nor-oeste, y aproximadamente a 1 Kilómetro fuera de la zona amurallada, llegamos callejeando hasta la Ermita de los Santos de la Piedra Abdón y Senén; es un templo pequeño, absolutamente sencillo y con un pequeño campanario.

Si seguimos, arribamos al Acueducto medieval¸ otro ícono de piedra de Biar; en sus 70 metros de largo, se puede detallar la forma de construcción típica el Siglo XV.

Desde este espacio, tendremos una fantástica vista hacia el Castillo, digna de foto.

Otro ambiente que recorremos en la zona este, es el Paseo del Plátano, en honor a un centenario árbol, el Platanus Orientalis, ejemplar de 26 metros de altura, y el más viejo de la Comunidad  de Valencia.

Luego de descansar un poco, seguimos hacia el Pozo de las Nieves, un espacio donde antiguamente se almacenaba nieve, para usarla en la época de calor.

Y completamos, por ahora, esta ruta en el Santuario de Nuestra Señora de Gracia, Patrona de Biar, hermoso templo, digno de visitar.

Gastronomía y Festividades en Biar

Las festividades inician en el mes de enero, con una celebración antigua, la de San Antonio, referida a la recaudación de impuestos en aquella época. En Mayo, los moros y cristianos, ofrendan a la Virgen de Gracia, Patrona de la villa, destacando las cientos de hogueras que se encienden.

En julio, San Cristóbal, el Patrón del pueblo, bendice los vehículos y las motos, mientras que en agosto se dan las Fiestas de San Roque y las de la Asunción de María.

Cuando hablamos de la deliciosa comida de Biar, ésta debe incluir arroz y paellas, así como olletas, gazpacho o morcillas de cebolla.

La famosa miel de este lugar, dio origen a los tradicionales turrones, así como los almendrados y los bizcochos. Además, acá se produce un excelente aceite de oliva.

El precioso pueblo de Biar, conocido en la historia por las pugnas que se vivieron, también es reconocido por su aporte a la cerámica vidriada, a la elaboración de aceite de oliva y turrones, pero el mantener las tradiciones y costumbres, es lo que le ha hecho insuperable.

Este espacio histórico, enclavado en la montaña, bien tierra adentro, hace que la vida tranquila y serena de su Castillo, sus calles empinadas y casas de piedra, tengan otro ritmo y otro significado.


¡Comparte!