BAENA » Visita y disfruta este fascinante pueblo ancestral

Cuando visitamos Córdoba, debemos programar un paseo por Baena, un pueblo representativo de lo que fue y es Andalucía. Tierra disputada por romanos, árabes y cristianos, que se instala en lo alto de una colina, y desde allí se han acomodado las casas por calles serpenteantes.

Baena, mantiene y protege un invaluable tesoro histórico, cultural y arqueológico, que intentaremos descubrir en esta breve caminata, por uno de los pueblos más bonitos de Córdoba.

¿Por qué visitar Baena?

Cuando nos acercamos a este inigualable destino, nos sorprende el contraste de colores, entre el blanco de sus casas y el verde de los olivares, el azul del cielo y el brillo del sol. El río Guadajoz también está presente en la vida de los baenenses.

Su casco antiguo aparece en la cúspide de este cerro, con calles estrechas, que le dan ese típico sabor andaluz a este encantador poblado, y en los alrededores descubriremos las historias más antiguas de esta comarca.

Vamos a explorar y a perdernos en los recovecos de la historia que nos cuenta Baena.

Monumentos y sitios de interés

La visita a este fascinante y entrañable pueblo la iniciamos conociendo su Castillo; probablemente se construyó cerca del Siglo IX, siendo los islámicos sus primeros ocupantes, luego fue fortaleza en el Siglo XIV, para convertirse en Palacio durante el Siglo XVI, y actualmente está totalmente restaurado.

Al ubicarse en la cima del cerro, nos ofrece unas vistas espectaculares sobre Baena, un extraordinario pueblo de Córdoba y sus campiñas.

Está rodeado por otros monumentos religiosos, es así que al abandonar este fantástico lugar, caminando se ubica el arco, probable acceso al Castillo; luego nos encontramos con el Convento Madre de Dios de las monjas Dominicas, las cuales viven en clausura.

Un poco más adelante veremos la Iglesia de Santa María la Mayor, impactante estructura del Siglo XIII, que nos hechiza con su fachada y su interior, resaltando el enorme enrejado del Siglo XVI ubicado en la nave principal. Está declarada como Bien de Interés Cultural.

A pocas cuadras encontramos el monumento al Crismón de Baena, especie de cruz primitiva que fue encontrada en los predios del poblado, específicamente en Izcar, y que esconde una tremenda historia.

Las calles empedradas, en franca bajada, nos llevan a recorrer otros espacios relevantes como la Plaza de la Constitución, donde está el edificio del Ayuntamiento. Al frente veremos, entre otras, el “Monumento al judío”, así como las esculturas de Juan Alfonso de Baena y Santo Domingo de Henares.

A un costado está la Casa del Monte, conjunto del Siglo XVIII de 3 pisos en estilo mudéjar, donde se encuentra el Museo Histórico y Arqueológico.

Asimismo, a tres cuadras hacia el norte, queda el Museo del Olivar y del Aceite, digno de visitar, así como la Plaza España; al seguir recorriendo las calles sin rumbo, arribamos a la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe.

Otros lugares de Baena que debes conocer

Existen muchísimos espacios, monumentos y casas señoriales dispersas por este pueblo grande, pero hay otros lugares en las afueras de este poblado, que llevan la curiosidad y el interés a otro nivel.

Aproximadamente a 8 Km de esta villa cordobesa, se halla la Cueva del Yeso, en el predio conocido como Puente de la Maturra. Las visitas se restringen a grupos pequeños, ya que allí viven un grupo de murciélagos en peligro de extinción, así como una especie de gambas, únicas en el mundo.

Otro lugar super recomendado es el Yacimiento Arqueológico de Torreparedones, espacio espectacular que nos lleva al mundo romano. Se ubica a casi 18 Km de Baena, y es absolutamente indispensable visitarlo, especialmente si te gustan esas culturas antiguas.

En este conjunto se han descubierto hasta la fecha, la Puerta monumental, un santuario y los restos de un Castillo, además de diversas esculturas, y probablemente también un anfiteatro.

Muchas de las piezas que acá se han rescatado, permanecen en exposición en el Museo Arqueológico, al cual ya hicimos referencia, entre ellas la réplica de la famosa “Leona de Baena”.

Gastronomía y Fiestas en Baena

Las tradiciones también se mantienen en la cocina baenense, es por ello que su comida local incluye el bacalao, el gazpacho andaluz, o el salmorejo cordobés, así como los pinchos de carne que acá llaman ratones.

Sus productos estrella, indiscutiblemente son el aceite de oliva, así como el vino.

De igual forma, las fiestas y ferias son importantes y antiguas como el mismo pueblo, siendo la Semana Santa la que ocupa el lugar de privilegio, con las Procesiones de las distintas Cofradías al ritmo de tambores fabricados en la localidad, y sus coloridas indumentarias.

También resalta la Feria Real, que se lleva a cabo en el mes de octubre, aunque se preparan desde el mes de septiembre, cuando celebran el Mercado Medieval.

Resulta difícil no sentirse envuelto por la magia que se hace presente en Baena; sus costumbres, tradiciones y cultura son tan ancestrales que contienen la esencia de sus antepasados.

El arte que aquí se respira en cada edificio o piedra con la cual nos topamos, nos sorprende en cada esquina o rincón que cruzamos. Este hermoso y blanco pueblo se queda grabado en la retina de aquel que promete, regresar de nuevo.

Calificación del lugar

0
0,0 valoración
0 de 5 estrellas (basado en 0 reseñas)
Excelente0%
Muy buena0%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%

Opiniones

No hay reseñas todavía. Sé el primero en escribir una.

➜ Añadir tu opinión sobre este lugar


Otros lugares turísticos cercanos



¡Comparte!


ALOJAMIENTOS EN BAENA