MUNDAKA » Una joya natural viscaína de esencia marinera

En el norte de España, en la Provincia de Vizcaya del País Vasco, se encuentra un auténtico tesoro, un hermoso y muy pequeño pueblito marino: Mundaka, oasis que esconde un fantástico patrimonio cultural, envuelto todo en un paisaje natural como lo es la Reserva de la Biosfera de Urdaibai.

Lograr llegar a un lugar que nos ofrece cultura, contemplación y ocio, todo reunido en un mismo espacio, ya de por sí es un verdadero lujo.

Te invito a que recorramos juntos este fascinante espacio con historia, y con unas vistas al horizonte que son de impacto…¡¡¡

¿Por qué visitar Mundaka?

El momento mágico hace click cuando decidimos venir a recorrer este pueblito de Dios en la costa vasca, por lo singular y atrevido de sus paisajes, y el azul del Mar Cantábrico.

Su puerto es el lugar indicado para iniciar el día, así como caminar por sus calles, y luego descubrir lo que guardan la Isla de Izaro o el Monte Ogoño.

Llenaremos nuestros pulmones de aire fresco, y nuestras pupilas se quedarán enganchadas a estos atardeceres marinos.

Monumentos y sitios de interés

Vamos a iniciar un tranquilo paseo a pie por Mundaka, para conocer sus calles y típicas construcciones vascas.

Así empezamos por visitar la Iglesia de Santa María; aparece documentada desde el Siglo XI, y está dedicada a Nuestra Señora de la Asunción. La misma se yergue, casi esperándonos, con su enorme torre rozando las nubes.

Adentro nos espera un bellísimo retablo, y las imágenes de Santa María con el Niño, además de una reliquia de San Pedro del Siglo XVIII. Invita al rezo y a la reflexión.

En el extremo opuesto de esta herradura que forma el puerto nos encontramos la Ermita de Santa Catalina, preciosa edificación ubicada en una pequeña loma con su espalda al mar, desde la cual tenemos unas vistas asombrosas.

Por su solitaria ubicación ha sido utilizada como cofradía de pescadores, asilo para enfermos, y hasta como polvorín. Es tal la tranquilidad que acá se respira, que podemos hacer un mini picnic, o practicar relajación o yoga; ayuda mucho el sonido del mar.

Salimos a recorrer el casco histórico, y llegaremos a la Calle Goiko Kalea, donde se ubica la antigua Casa Simitur del año 1783. Al frente, en la pequeña plaza está la Cruz de Calvario, con fecha probable de 1611.

La Casa Simitur, ahora se encuentra convertida en un hotel.

 A pocas cuadras, se encuentra el Palacio Larrinaga, construído por una familia de navieros, del mismo nombre, en el Siglo XIX. Actualmente en franco deterioro y ruina, persiste sobre él, un plan de rehabilitación.

Al final de la calle veremos otra hermosa propiedad privada, el Chalet Amaia Enea, de principios del Siglo XX, que nos dá una idea de las casas “estilo montañés” de la zona.

Otros lugares de Mundaka que debes conocer

La belleza de Mundaka, un pueblo de Vizcaya, se consigue definitivamente cuando acudimos a su coquetísimo puerto, lugar de preferencia para la vida social por vecinos y turistas para disfrutar y pasar el día.

Depende de hacia donde miremos, nos podemos perder disfrutando del mar, pero a nuestras espaldas tenemos lo lindo que es este pequeñito poblado, con sus casas, y lugares históricos. También nos daremos un chapuzón…¡¡¡

Para disfrutar de las playas, hacia el sur se encuentra la Playa de Laidatxu, ideal para tomar el sol; al norte está Hondartzape, excelente espacio ideal para practicar el snorkel, y en verano es la más ocupada.

Pero indiscutiblemente el mejor lugar, cerca del puerto es el Mirador de la Atalaya, donde tendremos la panorámica más espectacular del Mar Cantábrico.

Y cuando es temporada, vamos a disfrutar de la ola de Mundaka, auténtico desafío para los surfistas profesionales. La magnitud de la “ola izquierda” es tan perfecta que está considerada entre las 10 mejores del mundo, y se encuentra acá, en el paraíso vizcaíno.

Gastronomía y Festividades en Mundaka

La cocina típica de los “mundaqueses” gira en torno al pescado, especialmente la lubina, la merluza o el bacalao, también preparados como pintxos. Hay que probar el marmitako, y toda la comida se acompaña del delicioso Txacoli o de un buen vino.

A lo largo del año, también se suceden diversas actividades y fiestas, en las cuales participan los lugareños e invitan a los turistas.

Es así que los carnavales, o aratuste son la fiesta por excelencia para alegrarse y disfrutar, y en el día de San Juan, se lleva a cabo la quema de brujas en la Atalaya. A finales de junio se conmemora a San Pedro en su fiesta patronal.

Para agosto tenemos la fiesta vasca, mientras que en noviembre se celebran el día del Txacoli y las fiestas de Santa Catalina.

La vida diaria es vibrante en el precioso pueblo de Mundaka; andar por sus calles sin rumbo determinado es una gozada. Disfrutar de ese mar de azul profundo y aguas cristalinas, o simplemente recorrer con la mirada el paisaje excepcional que nos rodea, ya lo vale todo.

Prepárate, que estamos organizando nuestro regreso a este paraíso maravilloso; ojalá sea en época de la “ola izquierda”.


Otros lugares de turismo cercanos

Click para ver otros lugares cercanos que merece la pena visitar



¡Comparte!


ALOJAMIENTOS EN MUNDAKA