DAROCA » Conoce y descubre su impresionante conjunto monumental

Son muchos los pueblos con encanto que comprende la provincia de Zaragoza, y uno de los que más llaman la atención es el pueblo de Daroca, un precioso municipio que logra envolver al turista entre una sorprendente historia, increíbles monumentos y una interesante cultura.

A continuación, te invitamos a conocer qué ver y qué hacer en Daroca, uno de los pueblos medievales más bellos y atractivos que podrás ver en territorio aragonés.

¿Por qué visitar Daroca?

Perteneciente a la Comarca del Campo de Daroca, este bonito poblado se encuentra ubicado en la cuenca del río Jiloca, y ostenta un rico patrimonio natural, conformado por una variedad de rutas senderistas, además de una red de rutas para la BTT y el ciclismo de carrera.

Catalogado como Conjunto Histórico-Artístico en el año 1931, debido a que comprende uno de los conjuntos monumentales más impresionantes de todo Aragón, del que hacen parte algunas iglesias, palacios, conventos y museos, cuya visita resulta de lo más interesante.

Por otra parte, el pueblo de Daroca es conocido por sus fiestas y celebraciones, algunas de las cuales evocan el espíritu medieval que caracteriza a la villa, sin mencionar su deliciosa gastronomía, en la que son protagonistas las verduras y hortalizas de la huerta, además de las carnes y los pescados del Jiloca, acompañados de los exquisitos vinos con Denominación de Origen Cariñena.

Sin lugar a dudas, motivos hay de sobra para visitar Daroca, un pueblo de Zaragoza que, por su inmenso atractivo, es considerado una parada imprescindible para todo aquel que visite la comunidad de Aragón.

Monumentos y sitios de Interés

Del patrimonio monumental de esta villa zaragozana, destacan las murallas de Daroca, construidas entre los siglos XIII y XVI, de las cuales se conservan catorce torres y dos puertas (Alta y Baja), y el Castillo Mayor, una antigua fortaleza musulmana, cuya edificación se remonta a los siglos IX y XI.

Por otro lado, de su patrimonio religioso, llama la atención la Basílica de Santa María, una edificación de los siglos XII y XVI, en la que descansa la reliquia de los Sagrados Corporales, además de las iglesias de San Juan Bautista, de San Miguel Arcángel y de Santo Domingo de Silos, todas ellas pertenecientes a los siglos XII y XIII.

Otras construcciones trascendentales que apreciar en esta villa son la fuente de los veinte caños, una monumental fuente del siglo XVII que aún se conserva bastante bien, y algunos palacios y casas palaciegas, como la Casa-Palacio de los Amor Cruz, el Palacio de los Gil de Bernabé, el Palacio de los Marqueses de Montemuzo y el Palacio de los Luna, entre otros.

Por último, conviene resaltar del patrimonio local a la Mina de Daroca, la cual constituyó una de las obras públicas de mayor importancia para la Europa del siglo XVI.

Otros lugares de Daroca que debes conocer

Además de los monumentos y sitios de interés antes mencionados, es recomendable visitar la red de museos del pueblo, la cual comprende el Museo de los Corporales, ubicado en el interior de la Basílica de Santa María, el Museo de Historia y de las Artes de Daroca, instalado en el antiguo hospital de Santo Domingo, y el Museo de la Naturaleza, el cual se encuentra ubicado en la antigua iglesia de Escolapios.

Finalmente, para los amantes del turismo de naturaleza, desde la ruta de las murallas es posible entrar en contacto con el pinar de Daroca y emprender diferentes rutas señalizadas para conocer el encantador entorno del municipio.

Festividades y gastronomía en la villa de Daroca

La actividad cultural del pueblo de Daroca es bastante movida, destacándose las fiestas mayores del Corpus Christi, la Fiesta de Santo Tomás, cuya celebración es el 7 de marzo, y la tradicional Feria Medieval, llevada a cabo a finales del mes de julio, con ropas de la época, animaciones y un mercadillo medieval.

Además, es especialmente importante el Festival Internacional de Música Antigua que se celebra los primeros días del mes de agosto, con el propósito de homenajear al famoso organista del siglo XVI, Pablo Bruña.

Por otro lado, en lo que a gastronomía se refiere, se observan sobre la mesa darocense platillos como las judías con oreja, las borrajas, el ternasco a la brasa o guisado “a la pastora”, la trucha del Jiloca y el bacalao de feria, acompañados de panetes o tortas de sardinas y pimientos, y de los excelentes vinos con D.O. Cariñena.

Asimismo, se observan dulces como las almojábanas y las inconfundibles rosquillas de Daroca, delicias de la repostería local que no puedes dejar de probar.

Evidentemente, Daroca es uno de los pueblos más bellos y atractivos de la provincia de Zaragoza, donde naturaleza, historia, cultura y tradición se combinan estupendamente, al punto de convertirle en uno de los mejores rincones de todo Aragón.


Otros lugares de turismo cercanos

Click para ver otros lugares cercanos que merece la pena visitar



¡Comparte!


ALOJAMIENTOS EN DAROCA