MARCHENA » Qué ver y hacer en esta pintoresca villa andaluza

A la hora de hablar acerca de los pueblos más bonitos de Sevilla, resulta imposible no mencionar a Marchena, una pintoresca villa que, entre otras cosas, destaca por su impresionante conjunto monumental, sus fascinantes tradiciones y su exquisita gastronomía de raíces andaluzas.

A continuación, te invitamos a descubrir qué ver y qué hacer en Marchena, un bonito municipio que no puede pasar desapercibido en un recorrido por Sevilla.

¿Por qué visitar Marchena?

Marchena se encuentra ubicada dentro de la comarca de La Campiña y a unos 60 km de Sevilla, limitando con los municipios de Écija, Fuentes de Andalucía, La Lantejuela, Osuna, Carmona, Morón de la Frontera, Puebla de Cazalla y Paradas.

Declarada Conjunto Histórico Artístico en el año 1966, su más grande atractivo es, sin dudas, su extenso patrimonio arquitectónico, el cual es considerado uno de los más ricos y completos de toda la provincia. Así, al pasear entre sus calles, no es de extrañar que puedas encontrar numerosos edificios y templos de diferentes culturas, tales como la romana, la islámica, la cristiana, la renacentista y la barroca, que dejaron su huella en esta región.

Pero más allá de la larga lista de monumentos que reflejan lo mejor de la arquitectura sevillana y andalusí, Marchena ha sido cuna de célebres artistas, como Pepe Marchena y Melchor de Marchena, y además ha acogido  extraordinarias y atractivas costumbres, como la famosa fiesta de Semana Santa y el tradicional baile flamenco.

Para finalizar, como último aliciente para su visita, conviene referirse a los deliciosos sabores de su cocina autóctona, elaborada con productos de la más alta calidad, entre los que destacan el pan, el aceite de oliva y los embutidos derivados del cerdo.

Por todo esto y mucho más, vale la pena emprender el viaje a Marchena, un pueblo de Sevilla que representa muy bien la historia y tradición de esta provincia de Andalucía.

Monumentos y sitios de interés

Tal y como lo mencionamos anteriormente , el patrimonio monumental de esta villa sevillana es extraordinario y muy completo, por lo que hay que contar con tiempo suficiente para poder conocer cada uno de sus edificios y templos.

Para entrar al casco histórico de la localidad puedes pasar a través de la Puerta de Sevilla, también conocida como Arco de la Rosa, o por la Puerta de Morón, del siglo XII, ambas caracterizadas por su estupendo estado de conservación.

Como verás al recorrer el pueblo, la lista de iglesias, conventos y capillas es bastante extensa, pero todos y cada uno de estos edificios bien merece un visita. Destacan especialmente la Parroquia de San Juan Bautista y la Iglesia de Santa María de la Mota, ambas declaradas Bien de Interés Cultural, así como el Convento de San Agustín, del siglo XVIII, donde se encuentra enterrado Ponce de León.

Por otra parte, cerca de la Puerta de Carmona, se mantienen los restos de la Alcazaba, desde donde se tienen vistas sorprendentes sobre toda la localidad y sobre muchos de sus otros puntos de interés.

Por si fuera poco, cerca de allí se encuentran los restos del Palacio Ducal que, durante 600 años, fue uno de los palacios más bonitos y lujosos de toda España.

Otros lugares de Marchena que debes conocer

Además de los monumentos y sitios de interés que ya conoces, Marchena cuenta con dos estupendos museos, como lo son el Museo de Zurbarán y el Museo Coullaut Valera.

El primero de ellos se encuentra ubicado en la Iglesia de San Juan Bautista, específicamente en la sacristía. La exposición se compone de nueve lienzos, diferentes objetos litúrgicos de gran antigüedad y una valiosa colección de orfebrería, obra de artistas como Francisco de Alfaro y Marcos Beltrán.

Por su parte, el Museo Lorenzo Coullaut Valera se encuentra ubicado en la antigua Puerta de Morón, en un torreón almohade del siglo XII, y expone obras escultóricas del autor, tanto originales, como bocetos y réplicas.

Festividades y gastronomía en Marchena

Marchena es conocida por sus fiestas y tradiciones, en especial por la celebración de la Semana Santa, la cual está declarada de Interés Turístico Nacional de Andalucía.

Sin embargo, también es conocida por su vínculo con el flamenco, celebrado desde los años 70 en la Fiesta de la Guitarra, a la cual han acudido personajes célebres como Melchor de Marchena y José Mercé.

En cuanto a su gastronomía, en la mesa marchenera se sirven platillos muy variados, característicos de la Dieta Mediterránea, tales como el gazpacho, la sopa de tomate, el bacalao y el cocido marchenero.

De su repostería, destacan las tartas de hojaldre, las tortas de manteca, los molletes marcheneros y la carne de membrillo, además de los dulces elaborados por las monjas de los conventos de Santa María y San Andrés.

Como puedes ver, Marchena lo tiene todo: historia, tradiciones y lo mejor de la buena mesa, por lo que no puedes perderte la oportunidad de conocerle, en un recorrido por los pueblos de Sevilla.


¡Comparte!