SETENIL DE LAS BODEGAS » Un destino turístico imperdible

Partimos de viaje hacia la muy española Andalucía, y en la Provincia de Cádiz, recorreremos hasta lo más profundo de ella para conocer el peculiar poblado de Setenil de las Bodegas, una villa donde la naturaleza hizo su mejor trabajo, y los habitantes sólo pusieron su pincelada especial.

Su ubicación en plena Sierra Gaditana lo convierte en un destino exótico y de lujo, al descubrir de primera mano que está hundido en la roca, la misma que funge como madre protectora.

¿Por qué visitar Setenil de las Bodegas?

Su curiosa forma de construcción es inusual; las calles son sinuosas, algunas veces tortuosas por sus desniveles, pero esto nos permite recorrerlo para llegar a la cumbre donde se ubica el Castillo y la iglesia.

Todos los rincones de este espectacular poblado, se convierten rápido en extraordinarios miradores, para perdernos en la inmensidad de este espacio natural.

Vamos a conocer Setenil de las Bodegas, un pueblo sin bodegas, pero con mucha vida.

Monumentos y sitios de interés

Nos preparamos para subir las calles en cuesta de este precioso lugar, para poder llegar al Castillo Nazarí, y así tener unas vistas de infarto de este extraordinario y ancestral lugar.

La fortaleza se construyó alrededor del Siglo XIII, y sólo se conserva la Torre del Homenaje, el aljibe y algunos restos de lo que fue su muralla, a las cuales se encuentran adosadas las casas cercanas.

A pocos pasos está la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, obra del Siglo XVI, y aparentemente inconclusa, ya que no se finalizó su fachada.

Su interior atesora obras y objetos de gran valor, tales como un Cristo Crucificado del Siglo XVII, así como una casulla de oro y seda donada por los Reyes Católicos, entre otros.

Retomamos nuestros pasos para salir a callejear por Setenil de las Bodegas, el maravilloso pueblo de Cádiz, y al paso llegamos a la Plaza de Andalucía, super céntrica y además muy movida, donde podremos sentarnos en cualquiera de las terrazas a tomar un refrigerio.

También veremos la antigua Casa Consistorial, histórico edificio del Siglo XVI, reconvertido en Oficina de Turismo.

El paseo nos lleva a las calles más concurridas y animadas de este precioso lugar, excavadas durante muchos siglos por el río Guadalporcún, el cual divide al pueblo en dos.

Es así que buscamos la Calle Cuevas del Sol, impresionante ruta donde la roca acoge las casas y edificaciones de manera caprichosa, dando un espectáculo impactante. Allí la muchedumbre pasea a la luz del astro rey, atiborrando los bares y restaurantes.

Al lado opuesto se encuentra la Calle Cuevas de la Sombra, donde la roca se transforma en un túnel de manera muy original, albergando tiendas de dulces y bocadillos.

Otros lugares de Setenil de las Bodegas que debes conocer

Recorrer este interesante poblado a pie termina siendo una gozada; cada rincón o recoveco se abre ante nuestros ojos en una suerte de mirador, además de albergar espacios tan picarescos como “bésame en este rincón”, punto obligado para tomarnos una fotografía en Setenil de las Bodegas.

Al ser la población setenileña muy devota, también visitamos la Ermita de San Benito, pequeño recinto del Siglo XV sumamente importante durante la Semana Santa. Igualmente acudimos a la Ermita de Nuestra Señora del Carmen, pequeña pero encantadora.

Ya en las afueras del casco urbano se encuentra la Ermita de San Sebastián; se comenta que fue el primer templo construído en la villa, luego de la reconquista.

El ícono simbólico que acredita la antigüedad de esta localidad es la Damita de Setenil, una pequeña figura femenina con más de 5.000 años de existencia, rescatada en unas excavaciones realizadas en 1997, y que podemos visitar en su museo.

Y para conocer los espacios naturales, nada mejor que hacer algo de senderismo si vamos por la ruta de los bandoleros, también podemos hacer la ruta de los molinos,  o la ruta del camino de la Escalanta.

Fiestas y Gastronomía en Setenil de las Bodegas

Los setenileños ven abarrotado el pueblo especialmente en Semana Santa, y es que esta celebración declarada como de Interés Turístico, tiene la particularidad de vivir la “rivalidad” ancestral entre la Hermandad de los blancos y la Hermandad de los negros.

En el mes de mayo se lleva a cabo la romería de San Isidro, y en julio son las Fiestas Patronales de la Virgen del Carmen; para agosto son las ferias del pueblo, y en octubre son sus fiestas de Moros y Cristianos.

Otro hecho a destacar es la gastronomía autóctona, donde lo más típico es la sopa cortijera; otra delicia son los revueltos con espárragos, setas o morcilla, y el queso de cabra con membrillo. No podemos olvidar su extraordinario aceite de oliva.

Si te decides a visitar y explorar las pintorescas calles de Setenil de las Bodegas, no olvides llevar tu cámara, ya que todo el lugar es el lienzo perfecto para las más hermosas y simpáticas fotografías.

La experiencia a vivir en este pueblo blanco, su singular fisonomía y sus llamativas casas en la roca, hace que el paseo se convierta en una súper interesante aventura.



Otros lugares de turismo cercanos

Click para ver otros lugares cercanos que merece la pena visitar


¡Comparte!


ALOJAMIENTOS EN SETENIL DE LAS BODEGAS