OLVERA » Una encantadora villa de las serranías cacereñas

Las carreteras de Andalucía, nos llevan a Cádiz para conocer uno de los pueblos que forma parte de la denominada Ruta de los Pueblos Blancos, y nuestra joya por visitar se llama Olvera.

Su espectacular Conjunto Histórico-Artístico, así como lo bien cuidado de sus casas y callejuelas, incluyendo un grupo de monumentos arquitectónicos de gran belleza, nos indican que es un poblado con raíces árabes.

¿Por qué visitar Olvera?

Como dijo el poeta Joaquín Romero Murube: “Olvera es una calle, una Iglesia y Un Castillo, pero ¡qué calle, qué Iglesia y qué Castillo!

De esta manera nos hacemos una idea de lo que vamos a encontrar, al visitar este fascinante lugar ubicado en las serranías de Cádiz.

Sus espectaculares cultivos de olivo se pierden en el horizonte, y los amantes de las actividades a cielo abierto, pueden recorrer la Vía Verde de la Sierra.

Monumentos y sitios de interés

En lo alto de un promontorio rocoso se ubica el Castillo de Olvera, en el precioso pueblo de Cádiz , el monumento más antiguo de la villa, que nos ofrece una hermosa estampa junto con la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación.

El Castillo nazarí, levantado en el Siglo XII, ha sufrido diversas modificaciones. Desde la distancia se distinguen la Torre del Homenaje y otras dos Torres circulares, y alrededor de él es que se instala el caserío.

Nos preparamos para subir a lo más alto de esta estructura de piedra, y así tener las más fascinantes vistas panorámicas que se pierden en el horizonte.

Desde aquí vemos las dos inmensas Torres de la Iglesia, cuya construcción en el Siglo XVIII, fue auspiciada por los Duques de Osuna. Sus cuatro campanas sólo guardan silencio el Jueves Santo. El Altar Mayor se dedica a San José, el Patrón de Olvera.

Su plaza se convierte en el gran balcón que domina toda la villa, y mucho más allá.

Para completar el grupo de monumentos ubicados en lo alto de la villa, adosado a la roca y bajo el Castillo, se halla el Cementerio Parroquial, tan antiguo como la historia misma; fue seleccionado en 2019, como el mejor cementerio de España.

Y detrás se ubica la Casa de la Cilla, construida también por los Duques de Osuna, para servir como almacén de la cosecha; luego tuvo otros usos y actualmente funciona como “Museo de la Frontera y los Castillos”.

Caminando por esta localidad rural, vemos las casas con sus macetas llenas de flores, haciendo un contraste fantástico con el blanco impoluto de sus fachadas. Y llegamos a la Plaza del Ayuntamiento.

Si tomamos la Calle Llana, la más fotogénica de la villa, tendremos una perspectiva fenomenal de estos monumentos históricos.

Otros lugares de Olvera que debes conocer

Al caminar por la Calle Llana, además de recorrer las casas y portales de las familias más acomodadas de la época, llegamos a la Iglesia de la Victoria, otro hermoso templo de mediados del Siglo XX.

Si cruzamos su Plaza, podemos subir hasta el Monumento al Sagrado Corazón, un delicioso espacio abundante en vegetación, donde se encuentra la estatua del Sagrado Corazón de Jesús.

Entre otros otros lugares de culto, tenemos a la Iglesia del Socorro y el Convento de Caños Santos. En las afueras del poblado, el Santuario de Nuestra Señora de los Remedios, el cual tiene un bello patio central muy andaluz.

De las múltiples plazas y parques que encontramos en Olvera, en la Plaza de la Concordia, veremos una simpática escultura de unos niños jugando con un perro.

Igualmente, los “olvereños” disfrutan de paseos por los parques dispersos por la ciudad, es así que tenemos el Parque Entrecaminos, así como uno dedicado a Félix Rodríguez de la Fuente, o también el Peñón del Cerretillo, con varios miradores para alegrarnos la vista con los paisajes del pueblo y alrededores.

Y para deleitarnos en el campo, haremos la Vía verde de La Sierra, y pasaremos por la Reserva Natural Peñón de Zaframagón, para relajarnos contemplando el vuelo de la colonia de buitres leonados que acá habita.

Gastronomía y Festividades en Olvera

Durante esta visita no podemos dejar de probar la gastronomía olvereña. Nos comentan que lo típico son las patatas ilustradas, la sopa pegá con espárragos, el arroz con conejo y el solomillo relleno al estilo de Olvera, todo preparado con su producto estrella: el aceite de oliva.

La dulcería nos invita con la torta del lunes de Quasimodo, o el hornazo, así como los huevos nevados.

También vale la pena disfrutar algunas de las festividades de Olvera, cuando en el mes de marzo celebran la procesión de San José; la Semana Santa se lleva a cabo con múltiples jornadas de procesiones y hermandades. Dos semanas después, los vecinos hacen la Romería del lunes de Quasimodo.

Durante Corpus Christi, se adornan las calles con flores, y en agosto son las fiestas locales en honor a San Agustín, así como la Fiesta de la Patrona de la villa, Nuestra Señora de las Angustias.

Debemos dejar Olvera, convencidos que nos encontramos en un pueblo que es un auténtico museo, con antigüedades inusuales, regias y hermosas. Su gente muestra orgullosa el legado que deben cuidar y proteger, para que nosotros como simples mortales, podamos conservar y exaltar.

Calificación del lugar

0
0,0 valoración
0 de 5 estrellas (basado en 0 reseñas)
Excelente0%
Muy buena0%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%

Opiniones

No hay reseñas todavía. Sé el primero en escribir una.

➜ Añadir tu opinión sobre este lugar


Otros lugares turísticos cercanos



¡Comparte!


ALOJAMIENTOS EN OLVERA