MAQUEDA » Visita y recorre esta pequeña y acogedora localidad toledana

Continuamos buscando los pueblos medievales de Castilla-La Mancha, y es al norte de Toledo, donde tropezamos con otro enigmático lugar: Maqueda, sugerente espacio pleno de historia, donde distintas culturas se asentaron en su momento, dejando para la posteridad su patrimonio histórico en monumentos, tanto civiles como religiosos y militares, que dan la bienvenida a los visitantes.

¿Por qué visitar Maqueda?

La Provincia de Toledo realmente nos sorprende cuando de visitar pueblitos relevantes se trata. Pues en esta oportunidad, es la pequeña villa de Maqueda, donde también hacen vida el Arroyo Grande y el Arroyo de la Canal, para el disfrute de los poquísimos parroquianos que viven en este atractivo espacio.

Como buen poblado construído en lo profundo de las tierras manchegas, veremos su hermoso Castillo, los lugares de culto cristiano, y las peculiaridades de las que disfrutan los “maquedanos”, mismas que pudo haber vivido el Lazarillo de Tormes.

Monumentos y sitios de interés

Nuestra visita a Maqueda, un pueblo de Toledo, inicia acudiendo al Castillo, hermosa e inmensa estructura probablemente de la época de la conquista romana, tomado luego por los musulmanes, y reconstruído de nuevo en el  Siglo XV por el matrimonio Cárdenas-Enríquez.

Está en muy buen estado de conservación, y aunque no se puede acceder al interior, veremos su fascinante silueta externa. Cuenta la historia, que la Reina Isabel La Católica pasó algunas temporadas en estas instalaciones.

Al salir de este sector del Castillo, callejeando iremos viendo las plazas de esta pequeña villa, como por ejemplo la Plaza El Arquillo y la Plaza de San Miguel, hasta llegar a la Iglesia Parroquial de Santa María de los Alcázares que data del Siglo XV.

Tiene una particularidad: fue construída dentro del recinto amurallado, y es por ello que nos muestra sus arcos y la Puerta Califal, entrada a la antigua fortaleza, elementos que vivieron mejores tiempos. En el interior del templo se encuentra el Retablo de Santa Brígida, Patrona de Maqueda.

Si cruzamos la calle y buscamos la Calle Real, encontramos entonces la Torre de la Vela, que formaba parte de la fortaleza del Siglo XII, y funcionaba como atalaya. Hoy se encuentra erguida y solitaria, mirando hacia la nada.

Enfilamos hacia el centro neurálgico de este pueblo, la Plaza de la Constitución, en la cual se encuentra el Ayuntamiento así como el Rollo Jurisdiccional del Siglo XVI, elemento de piedra simbólico que explica la capacidad de otorgar justicia que tuvo este poblado.

En el mismo está esculpido el escudo de la familia Cárdenas-Enríquez.

Otros lugares de Maqueda que debes conocer

El bonito y muy pequeño pueblo de Maqueda, nos ofrece la posibilidad de conocer lugares adyacentes al mismo; es así que al recorrer la vía vecinal hacia Nové, una aldea ya desploblada, visitaremos las ruinas del Castillo de San Silvestre, un ilustre desconocido para los viajeros que transitan esta zona.

De esta estructura del Siglo XV, sólo quedan las paredes externas y sus hermosas torres redondas. En las adyacencias se puede ver también un “pozo de nieve”.

Asimismo, a poco más de 6 km de Maqueda, encontramos otro bonito poblado: Santo Domingo-Caudilla, lugar encantador, donde aprovechamos de conocer lo poco que queda de lo que fue su Castillo, quedando en pie sólo una torre redonda.

También se puede conocer la ermita de Santa Ana, o la Iglesia de Santo Domingo de Silos.

Si viajamos con los peques, es recomendable pasar, y echar un ojo por los predios de el Zoo Koki,un pequeño parque zoológico y botánico, de contacto con animales, para conocer las diferentes especies que en ella viven.

Los niños se divierten dando de comer y tocando a los distintos animales que allí se encuentran, a la vez que aprendemos sobre ellos y sobre la conservación de flora y fauna.

Gastronomía y Fiestas en Maqueda

Las festividades y costumbres de los “maquedanos” son las típicas de esta zona castellano-manchega.

Es así que los fogones se llenan de sabores cuando preparan los platillos de liebre o perdiz, y las imperdibles migas o el arroz a la toledana.

También las fiestas están llenas de tradición, y entonces a finales de enero se llevan a cabo las festividades en honor a Santa Brígida, Patrona de la localidad, con misa y procesión incluída.

Mientras tanto, en el mes de abril celebran a Nuestra Señora de los Dados, y se escenifican las pugnas entre moros y cristianos, usando como telón la plaza del propio Castillo. En junio, se recuerda a San Antonio, y en agosto se lleva a cabo la Semana Cultural.

El pequeño y muy acogedor pueblito de Maqueda, está poco a poco resurgiendo de sus cenizas; de haber sido conquistado, reconquistado y abandonado, se convirtió en la joya para la pugna por el poder debido a su exquisita e inexpugnable ubicación.

Sus calles, casas y bellísimo Castillo guardan en sus piedras las historias que aquí  se sucedieron, y esperamos que el Lazarillo de Tormes, aunque sea en sueños, pueda cambiar el curso de su vida.


¡Comparte!