MOMBELTRÁN » Disfruta el recorrido por esta hermosa villa “barranqueña”

El Macizo de Gredos, en la provincia de Ávila, tiene el fascinante Barranco de las Cinco Villas, y su capital Mombeltrán, es un hermoso poblado medieval, que nos hace apreciarlo con todos nuestros sentidos.

Los paisajes singulares que rodean esta villa, así como las edificaciones antiguas, al igual que algunos caseríos cercanos, hacen que en esta localidad sea un privilegio conocer toda su riqueza paisajística y cultural.

¿Por qué visitar Mombeltrán?

Es un regalo para los ojos y nuestro espíritu aventurero, tener tiempo de disfrutar de las calles, su precioso Castillo, esas edificaciones que tienen historia, y el entorno ambiental de montañas y lomas, que también invitar al paseo por esos montes verdes.

Hace siglos atrás su Castillo fue objeto de querellas por parte de nobles y asaltantes, pero los habitantes de este pueblo, fueron sus más acérrimos defensores; por ello, son sus “custodios no oficiales”.

Las leyendas y mitos, despiertan el interés por conocer Mombeltrán, así que anímate a descubrir el legado dejado por romanos y árabes, del cual disfrutamos hoy en día.

Monumentos y sitios de interés

La más bella estructura, para iniciar nuestro recorrido es el Castillo, ubicado en la explanada de una loma, custodiando todo el lugar, y con Mombeltrán, un pueblo de Ávila, a sus pies. También se le conoce popularmente como el Castillo de los Duques de Albuquerque.

Su historia empieza en el Siglo XV, cuando se construye sobre las ruinas de una fortaleza. Desde la distancia se distinguen los muros de piedra, manchados y ajados por el tiempo. Igualmente resaltan sus redondas atalayas en las esquinas, y la Torre del Homenaje.

Su interior y Patio de Armas se observa deteriorado, sin techo, pero se puede detallar la ubicación de ciertas estancias que ya nos indican las épocas de esplendor y gloria que acá se vivieron, cuando Reyes y Nobles se lo disputaban.

Tomamos camino hacia el pueblo de Mombeltrán, y adyacente al Castillo encontramos la Ermita de Nuestra Señora de la Soledad, de gran tamaño y aparentemente construida en el Siglo XVII, ubicada en un fantástico parque.

Continuamos caminando hasta entrar a la Plaza de la Corredera, la principal del poblado, y donde veremos, a su alrededor, muchas de las casas antiguas y tradicionales de este encantador lugar.

Entre ellas se encuentra el Hospital de San Andrés, o también Hospital de los Peregrinos; se funda en el Siglo XVI con el objeto de dar cobijo a los pobres o errantes que acudían hacia el Monasterio de Guadalupe.

Su fachada es soberbia, donde destacan sus ventanas y balcones, así como el color rojizo de su exterior; actualmente funciona como Centro Cultural.

Otros lugares de Mombeltrán que debes conocer

Recorremos toda la plaza, y a pocas cuadras llegamos a la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista, lugar de visita imprescindible. Construída antes del Siglo XV, accedemos a ella por una escalinata que la ubica en un punto alto de la ciudad.

Tiene un porte muy sobrio en el exterior, mientras que su interior es fantástico y abrumador; sobresalen en sus diversas capillas, los trabajos de “herrería” en su enrejado.

Ya en las afueras de Mombeltrán, en la carretera a San Esteban se encuentra la Cruz del Rollo, símbolo que notificaba a los caminantes que este lugar tenía el rango de villa, desde 1393.

Si continuamos por la carretera, para practicar el turismo activo, cruzamos por la Sierra de Gredos, con sus pequeños caseríos hasta llegar a el Puerto del Pico, espacio natural que nos permite tener una completa panorámica de estos pueblos del Sur de la Provincia de Ávila.

Ya desde este punto podremos divisar la calzada romana, utilizada como paso del ganado de los habitantes de estos lugares. Por eso es extraordinario observar a las reses pasar por estos sitios llenos de túneles, al sonido del cencerro, para llegar a pastar a los tupidos encinares.

Mapa con los lugares que visitar en Mombeltrán



Gastronomía y Fiestas en Mombeltrán

La gastronomía está llena de productos cosechados directo de las huertas como verduras, legumbres y frutas, que sirve para acompañar las ricas carnes de la región.

De todas maneras, aunque sencilla, su cocina es deliciosa y variada cuando degustamos el chuletón de Ávila, los chorizos, el tocino, las patatas revolconas o el espárrago triguero.

Las festividades de Mombeltrán, son igualmente curiosas, ya que a pesar de tener pocas veladas en el pueblo, las que celebran son ancestrales, a las cuales asisten los habitantes de comunidades vecinas.

En febrero, el día de San Blas se bendice el aceite, y luego se celebra el “vítor” a favor de San Pedro Bautista. En Semana Santa, durante la Monda, se reúnen para glorificar la llegada de la primavera al preparar inmensas tortillas dentro de un gran pan, mientras en julio son las fiestas de Nuestra Señora de la Puebla, para terminar en agosto con las procesiones de la Asunción y San Roque.

Conocer el espléndido poblado de Mombeltrán, hermosa villa “barranqueña”, al final de la jornada nos ha dejado una gran enseñanza: la perseverancia siempre gana. Encontrarnos de repente con este lugar y su paisaje, como escondido en medio de la nada, nos permite saborearlo tranquilamente, con pausa.

Su encanto reside en que es pequeño, con poca gente, perdido en la mitad de una montaña, pero al visitarlo descubrimos que es absolutamente encantador.

Cómo llegar a Mombeltrán



Calificación del lugar

4
4,0 valoración
4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)
Excelente0%
Muy buena100%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%

Opiniones

Con prisas paramos en el pueblo a ver el castillo, y aunque el patio de armas y otras zonas, están en ruinas, nos gusto el castillo, buena parte de culpa la tiene el guia que nos habló sobre este castillo. Visitamos la Iglesia de San Juan Bautista, y nada mas entrar, quedamos sorprendidos e impresionados por la sensación de haber retrocedido varios siglos en el tiempo.
4,0 valoración
01/08/2020

Puntuamos mi Sra. y yó, con 4 estrellas, pero debemos decir con insistencia, que la idea que alguien tuvo, y llevó a cabo, de colocar en el suelo de dos capillas, piezas que en los años 80 (1980) se instalaban en las casas y se las llamaba «plaqueta», equivale a darle dos puñaladas a esta formidable Iglesia. ¿Como se ha permitido semejante atentado, contra el arte y contra la historia, en general, y contra el importante patrimonio histórico de Monbeltran, en particular? Por favor, retiren lo antes posible esos horribles ladrillos de los suelos de las capillas, y tiren de las orejas a los responsables. Gracias.

Manuel Emilio Martínez García
➜ Añadir tu opinión sobre este lugar


Otros lugares turísticos cercanos



¡Comparte!


ALOJAMIENTOS EN MOMBELTRÁN