CASTELLAR DE LA FRONTERA » Una villa colmada de historia

Nos vamos de viaje para llenarnos de la auténtica historia de Andalucía, provincia de Cádiz al sur de España, y buscar el lugar más interesante por visitar: el pueblo de Castellar de la Frontera, cerca del Parque Natural de los Alcornocales, en la Comarca del Campo de Gibraltar.

Un fascinante destino turístico, al que acudimos para ver sus construcciones dentro de una zona amurallada, presidida por un fabuloso Castillo e importantes edificaciones civiles y religiosas, que cobran vida cuando nos acercamos a conocerlas.

¿Por qué visitar Castellar de la Frontera?

La ubicación estratégica del denominado Castellar Viejo, obligó a esta villa a crecer hasta conformar el Castellar Nuevo; es así que vemos historia muy remota con urbanismos que van de cara al futuro.

Los pueblos antiguos dejaron su huella marcada en este precioso lugar, y a medida que nos acercamos, nos impresiona la vista que tenemos de aquella hermosa muralla, la que protegía a este pequeño caserío de su potencial toma por parte de enemigos.

Vamos a recorrer esta vuelta al pasado, conociendo Castellar de la Frontera.

Monumentos y sitios de interés

Empezamos la jornada pasando por la zona vieja del poblado, la más auténtica, con mucho sabor medieval. Y entramos al área amurallada, ubicada en un promontorio, para descubrir a este singular pueblo de Cádiz, Castellar de la Frontera, que hace vida dentro de lo que alguna vez fue su Castillo.

Accedemos por un arco y entramos al Patio de Armas, pero también ingresamos a este pequeño caserío, con casas blancas y tejado a dos aguas; las calles empedradas y muy estrechas, nos cuentan que este recinto, tal como lo conocemos ahora, se empezó a construir por el Siglo XIII.

Resalta su hermosa Torre del Homenaje, así como el aljibe y la Torre del Flanqueo.

En esta zona “vieja” se encuentra la Iglesia del Divino Salvador, erigida por el Siglo XVII; en su interior se encontraron algunas sepulturas y otros enterramientos. Por una puerta, se accede a su Plaza.

A pocos metros se ubica el Alcázar de los Condes de Castellar, el cual se une a este templo por una galería construida en lo alto, y que actualmente funciona como hotel.

Recorremos estas sinuosas calles, algunas en pendiente, esperando que las piedras de la calzada, cansadas y horadadas por los millones de pasos nos contaran más historias, pero nos invitan a disfrutar de las macetas con flores de muchos colores.

Sin embargo, el “nuevo” Castellar de la Frontera, es una ciudad bulliciosa, llena de vida y gente, que nació a finales del Siglo XX, a poco más de 7 Kilómetros del “viejo” poblado, cuando el espacio amurallado ya no podía crecer más.

Otros lugares de Castellar de la Frontera que debes conocer

Antes de entrar al pueblo, en lo que hoy se conoce como el “Arroyo de Agua Dulce”, el Conde de Castellar, en el Siglo XVI, ordena la construcción de un molino de harina en sus predios, por lo cual se le conoce como el Molino del Conde.

Actualmente no funciona como tal, pero su estado de conservación es bastante aceptable, pudiéndose observar las últimas piedras que se usaban en la molienda.

La Almoraima, es la otra porción de este fascinante lugar, al cual podemos acudir para estar en pleno contacto con la naturaleza. Se ubica dentro del Parque Natural de los Alcornocales, a menos de 2 Kilómetros del pueblo de Castellar de la Frontera.

Allí se encuentra el Convento de La Almoraima, el cual se levantó en el Siglo XVII para los Monjes Mercedarios Descalzos. Tras pasar por muchas manos todo el espacio territorial, hoy la edificación es un lujoso hotel.

Pero, los bosques que le circundan favorecen la práctica del senderismo y las largas caminatas, mientras que en otoño se escucha el berreo de los ciervos. Desde sus puntos más altos, tenemos una hermosa panorámica y podemos llegar a divisar hasta el Peñón de Gibraltar.

Gastronomía y Festividades en Castellar de la Frontera

Otro enorme atractivo que nos ofrece este fantástico pueblo, es su gastronomía, donde destaca la carne de venado. También nos sugieren probar la boronea, un guiso que contiene patata, calabaza, cebolla y huevo, así como los espárragos y los hongos. Para el postre, borrachones.

Sus fiestas tradicionales son muy notables, y arrancan en febrero con el Día de la Boyal, mientras que la Semana Santa se vive con mucha devoción. En primavera son las Ferias del Campo de Gibraltar, y en mayo se llevan a cabo las romerías del Cristo de la Almoraima y San Isidro Labrador.

Para agosto se celebra la velá del Divino Salvador, Patrono de la villa.

Castellar de la Frontera, este espléndido y fascinante Monumento Histórico-Artístico ubicado en Cádiz, nos ha regalado una inolvidable experiencia. Pasear por sus viejas calles y conversar con los castellarenses acerca de este hermoso lugar, nos muestra el orgullo que sienten por su tierra y su historia.

Ellos pueden tener por seguro que volveremos a repetir la visita, porque falta todavía mucho por descubrir.



Otros lugares de turismo cercanos

Click para ver otros lugares cercanos que merece la pena visitar


¡Comparte!


ALOJAMIENTOS EN CASTELLAR DE LA FRONTERA