VILLAFRANCA DEL BIERZO » Un fascinante rincón medieval

Nos acercamos hasta la Provincia de León, al nor-oeste de España, y allí, en pleno corazón leonés, está Villafranca del Bierzo, a casi 25 kilómetros de Ponferrada.

Su ambiente medieval la destaca como “capital histórica” de la región, por el inmenso patrimonio arquitectónico que todavía se mantiene en pie, a más de 1.000 años de antigüedad, desde que se tiene conocimiento de esta localidad.

¿Por qué visitar Villafranca del Bierzo?

Qué ver y visitar en Villafranca del Bierzo, León. Foto por Joergsam. Wikimedia Commons.

Lo más peculiar de esta encantadora villa, además de su espectacular y añejo casco urbano, es que forma parte del Camino de Santiago conocido también como Camino Francés, y en 1965 se le declaró Conjunto Histórico-Artístico.

La vida en esta localidad se ha modernizado, además de haberse convertido en una excelente referencia vinícola, por lo cual la demanda turística se ha incrementado, volviéndose un estupendo destino para viajeros.

Monumentos y sitios de interés

Visita Villafranca del Bierzo, León. Castillo de Villafranca del Bierzo. Edición por Espanaviajar. Original por Cristóbal Megido Almaraz. Wikimedia Commons.

No perdemos tiempo y nos vamos hasta la Plaza Mayor de Villafranca del Bierzo, para empezar a disfrutar de este poblado.

Vemos las casas con soportales, destacando el Ayuntamiento, con sus dos pisos y fachada en piedra. Es amplia, y está llena de cafetines, así que nos podemos sentar en alguna terraza a tomar algo.

De igual forma, se encuentra el Teatro Villafranquino, el más antiguo de la Provincia, ya que data de 1843, y dicen que el más bello de España.

Qué ver y visitar en Villafranca del Bierzo. Iglesia- Convento San Nicolás El Real. Foto por Gerd Eichmann. Wikimedia Commons.

Callejeando, llegamos a la Iglesia- Convento San Nicolás El Real, conjunto construido durante el Siglo XVII. En el frente del templo se observa el escudo de la Compañía de Jesús.

En el interior se guarda la figura del Cristo de la Esperanza, Patrono del municipio. Actualmente el Convento lo ocupa el Museo de Ciencias Naturales, y un albergue para los que hacen el Camino de Santiago.

A pocos pasos nos espera el Jardín de la Alameda, espacio al aire libre diseñado en el Siglo XIX, que nos invita al relax, y en el centro encontramos la fuente de La Chata.

Desde este fantástico lugar vemos La Colegiata de Santa María, obra levantada en el Siglo XVI sobre un monasterio.

Visita Villafranca del Bierzo. Colegiata de Santa María. Foto por Lancastermerrin88. Wikimedia Commons.

Por el lado opuesto a los jardines, está el emblemático Palacio de los Duques de Arganza, actualmente convertido en vinatería.

Buscamos la Calle del Agua, cuyas aceras están repletas de edificios, los que muestran la arquitectura con rasgos de esplendor.

Allí podemos admirar el Palacio de los Marqueses de Villafranca, inmensa residencia privada de finales del Siglo XV. De igual manera, encontramos el Palacio de los Torquemada, que nos acompaña desde el Siglo XVII.

A su lado, la Casa Morisca, que ocupa el solar Nro 31, y más adelante descubrimos la Casa natal del novelista Enrique Gil y Carrasco.

Otros lugares de Villafranca del Bierzo que debes conocer

Muchas otras edificaciones ocupan nuestro tiempo, mientras recorremos este llamativo pueblo de León. Llegamos hasta lo que queda del Convento de San Francisco, ya que sólo se mantiene en pie la Iglesia y algunos muros.

Qué ver y visitar en Villafranca del Bierzo. Iglesia de Santiago Apóstol. Foto por Gabriel Fdez.. Flickr.

Como tal, fue fundado por la Reina Doña Urraca, en el año 1213. En su interior, es sobrecogedor ver los sepulcros de varios nobles que residieron en la villa.

Desde este lugar divisamos la Iglesia de Santiago Apóstol, donde hallamos el espacio más preciado por los que hacen el Camino, la Puerta del Perdón. Y nos cuenta la leyenda, que si los peregrinos no podían continuar su camino por enfermedad, subían de rodillas y se comulgaban, para así “ganar el Jubileo”.

Este extraordinario portón, sólo se abre en años jacobeos, cuando el día del Santo cae en domingo.

El fantástico poblado, cuenta con muchas más obras arquitectónicas que lo convierten en un museo, por dondequiera que miremos. Entre castilletes, palacios, puentes medievales y lugares de culto, podemos pasar algunos días recorriendo estas calles de piedra, llenas de historias.

Fachada principal de Colegiata de Santa María de Villafranca del Bierzo. Foto por Miguel Hermoso Cuesta. Wikimedia Commons.

El patrimonio natural de Villafranca del Bierzo, también tiene su espacio rodeando a la localidad, salpicando de verde, grandes terrenos y bosques del valle de Burbia, que conforman un excelente “patio trasero”.

Los Yacimientos Auríferos de La Leitosa, todavía muestras unos espectaculares barrancos, producto de la explotación de la zona desde tiempos de los Romanos.

Gastronomía y Fiestas en Villafranca del Bierzo

La comida más auténtica se puede probar en este encantador suelo villafranquino, cuando nos ofrecen truchas, empanadas o embutidos que son bastante populares en la localidad. Los pimientos asados, así como el Botillo, son los platillos más representativos de la comarca.

Naturaleza en Villafranca del Bierzo. Foto por Jose Luis Cernadas Iglesias. Flickr.

A la hora del postre, las frutas dan la hora, con el membrillo con queso, o las manzanas reineta.

Igualmernte, disfrutamos de las festividades, siendo las más características las que se ofrecen al Santísimo Cristo de la Esperanza, cuando en procesión, van los cabezudos detrás de la imagen.

En la Fiesta de mayo, se decora la Calle del Agua y se hacen exaltaciones por la llegada de la primavera, y para San Tirso se encienden hogueras.

La visita a Villafranca del Bierzo, o como incluso se le conoce “la pequeña Compostela”, nos atrapó con todo su magnetismo.

Visita Villafranca del Bierzo en León. Foto por Gabriel Fdez.. Flickr.

Recorrer esas calles llenas de pasado y leyendas, con las grandiosas casas señoriales, nos transporta a tiempos imborrables, convirtiéndose en toda una experiencia sensorial.

Así como antaño, los vecinos daban refugio a los peregrinos, ahora ofrecen sus brazos abiertos a todos los que nos sentimos identificados con el Camino, y con el arte.


Calificación del lugar

0
Rated 0 out of 5
0 de 5 estrellas (basado en 0 reseñas)
Excelente0%
Muy buena0%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%

Opiniones

No hay reseñas todavía. Sé el primero en escribir una.

➜ Añadir tu opinión sobre este lugar


Otros lugares turísticos cercanos



¡Comparte!