PRIEGO » Conoce esta tranquila y hermosa villa serrana

La Serranía de Cuenca, donde el Río Escabas baña las tierras en Castilla-La Mancha, existe un pueblo, que parece atrapado por la naturaleza que le circunda: Priego, una villa llena de rincones y arte.

Hermosos monumentos civiles y religiosos salpican todo el paisaje de este lugar, además de un envidiable entorno natural, con abundante flora y fauna, donde los bosques de pino y encinas rodean todo el poblado.

¿Por qué visitar Priego?

Este pueblo conocido también como “La puerta de la Serranía”, tiene el encanto de ser una de las villas más bonitas de Cuenca.

Caminar por sus calles invita al relax, y a desplazarnos con absoluta tranquilidad, pues es pequeño y tiene muchos lugares y rincones absolutamente maravillosos.

Es una localidad de alfareros, artesanos, y donde una vez al año, durante el verano, veremos a los gancheros en acción, cuando conducen los rolos de madera a través de los ríos.

Monumentos y sitios de interés

Iniciamos nuestro paseo al norte de Priego, un extraordinario pueblo de Cuenca, visitando la Torre de Despeñaperros que es lo único que queda en pie del Castillo de la villa. Con sus 12 metros de altura, contempla los campos en medio de su soledad.

Debajo se encuentra la Cueva del Moro, con una triste leyenda que dicen, ocurrió por el Siglo XIII.

Empezamos a caminar por las calles del pueblo, hasta llegar a la Iglesia de San Nicolás de Bari, inmensa mole de piedra que se construyó en 1540, y cuyo campanario es visible, casi desde cualquier lugar de la localidad.

En su interior, muy sobrio, se guarda la imagen de la Virgen de la Torre, Patrona del poblado. Al lado del Altar Mayor se encuentra la cripta, con los restos de los Condes de Priego.

Callejeando, nos encontramos con el antiguo hospital del Dulce Nombre de Jesús, para llegar a la Plaza Mayor, donde destaca el antiguo Palacio de los Condes de Priego, del Siglo XVI, hoy oficina del Ayuntamiento.

En sus alrededores se ubican numerosas y hermosas casonas, que exhiben en sus fachadas los escudos de las familias originarias.

Es así, por ejemplo, que llegamos a pasar frente a la Casa Pernía, con una fascinante fachada y balcón barroco; igualmente tenemos las Casas de la Inquisición, con los escudos respectivos, además de alguna inscripción.

Otra característica de este poblado, es la cantidad de fuentes dispersas por sus calles. La abundancia de agua surte a la Fuente del Boñigo, a la de Las Peñuelas, así como la de la plaza de toros, o la muy decorada fuente en la plaza de San Juan de Dios.

Otros lugares de Priego que debes conocer

En las diversas salidas y alrededores de este encantador lugar, también se encuentran vestigios y edificaciones dignas de una visita.

Es así, que entre el follaje del Río Escabas, se halla el Puente Liende, original del Siglo XVI; podremos descansar o hacer un picnic en las orillas de este río y disfrutar de su belleza, o recorrer su calzada romana.

Extramuros también se encuentran dos monasterios: el Convento de Nuestra Señora del Rosal, edificado en 1525 y conformado por una iglesia y el convento; sólo vemos los restos deteriorados por el abandono, a pesar de ser la edificación más antigua de Priego.

Además, está el Convento de San Miguel de las Victorias, templo donde los pricenses veneran al Santísimo Cristo de la Caridad. Llama la atención la inmensa cruz de piedra que se halla al frente. Desde este lugar, se tienen unas vistas fantásticas del estrecho de Priego.

Y la naturaleza hizo su mejor trabajo al dibujar este estrecho, y donde el agua creó un paisaje abrumador para los sentidos, en sus profundos barrancos y elegantes acantilados.

Fiestas y Gastronomía en Priego

Salvo otras celebraciones, las más importantes para los vecinos de Priego, ya que despierta la pasión religiosa, inician en septiembre, con las fiestas del Santísimo Cristo de la Caridad, que incluye una romería a la cual acuden visitantes y vecinos de la comarca.

Mientras que para noviembre, se dan las fiestas de la Virgen de la Torre. Durante la misma se reparten patatas asadas, y la Virgen realiza una Procesión por las calles del pueblo.

La excelencia y cuidado para preparar las recetas tradicionales, se tiene muy en cuenta en la cocina pricense, siendo el cordero la carne predominante en la mesa. También ofrecen el cocido manchego, así como el morteruelo, o las migas. La dulcería incluye la miel, en sus preparaciones de hojuelas, o las conocidas almendras alajú.

Quedamos gratamente sorprendidos, por la belleza y el paisaje que rodean al precioso pueblo de Priego. Sus habitantes se empeñan en mantener tradiciones tan enraizadas como el tejido del mimbre, o la creación de piezas en barro cocido, que habla mucho del respeto a sus ancestros.

Nos despedimos de Priego, con la seguridad de que sus montañas, llanuras y su gente, cautivaron nuestro corazón.

Calificación del lugar

0
0,0 valoración
0 de 5 estrellas (basado en 0 reseñas)
Excelente0%
Muy buena0%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%

Opiniones

No hay reseñas todavía. Sé el primero en escribir una.

➜ Añadir tu opinión sobre este lugar


Otros lugares turísticos cercanos



¡Comparte!


ALOJAMIENTOS EN PRIEGO