VINIEGRA DE ABAJO » Una bonita y pintoresca villa serrana

Nos desplazamos hasta La Rioja, para conocer un pueblo con tanta historia que se pierde en los confines del tiempo. Se trata de Viniegra de Abajo, una pequeña villa serrana enclavada entre las Sierras de San Lorenzo y Urbión, lo cual la ubica en un entorno fantástico.

La belleza de su trazado le ha dado el título de uno de los pueblos más bonitos de España, ya que mantiene intactas las edificaciones de sus pocos habitantes, y las calles de piedra que si hablaran, qué nos contarían.

¿Por qué visitar Viniegra de Abajo?

Estas praderas riojanas llenas de paz y serenidad, son ideales para el descanso y el relax. Bastará con recorrer sus silenciosas calles, silencio roto quizás por el viento o el ladrido de un perro a la distancia. Se encuentra a 68 kilómetros de Logroño, por lo cual el ambiente más puro del lugar, se puede respirar.

Viniegra de Abajo te garantiza una experiencia de turismo rural fascinante, además de un lugar ideal para ordenar tus sentidos.

Monumentos y sitios de interés

No esperes encontrar grandes monumentos en esta localidad, sin embargo, lo bonito de la villa es exactamente el encanto de su conjunto compuesto por viejas casonas indianas y algunos pocos templos religiosos.

La delicia de entrar a caminar por estas calles de piedra, comienza cuando cruzamos el puente viejo, una estructura antigua que cruza sobre el Río Urbeón. Y a la vista, se encuentran las primeras casas del poblado.

A pocos pasos vemos la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Este templo del Siglo XVI, resalta por el color rojizo de sus piedras y por la Pila Bautismal, que aparentemente es del Siglo XIII.

Mientras callejeamos, vamos disfrutando de las hermosas vistas que tenemos sobre la ribera del río Urbeón, y alguna que otra huerta, así como de las casas del lugar.

A propósito de las casas Indianas en Viniegra de Abajo, algunos vecinos de esta hermosa villa, se fueron a “hacer las Américas”, y regresaron a construir unas bellísimas residencias solariegas, que no esperas ver en estos predios.

Son grandes y majestuosas, lo que habla del empuje económico que tuvieron estos paisanos, resaltando entre ellos la escuela que lleva el nombre de Don Venancio Moreno Romero, quien en 1908 donó al poblado este caserón.

También destacan las mansiones construidas a principios del Siglo XX por los viniegréses que retornaron de Argentina, como las de Pedro Montero o la de su hermano Miguel Montero; igualmente están las casonas de Nemesio Sangrador o la de Pedro Juan Manzanares, entre otras.

Paseando vamos viendo curiosidades, tales como el antiguo lavadero, hoy rehabilitado como atractivo turístico, o la fuente de los 4 caños, con agua fresca.

Más adelante del ayuntamiento está la Ermita de la Soledad, pequeña obra en hermosa piedra roja y en cuyo techo se percibe una campana.

Otros lugares de Viniegra de Abajo que debes conocer

Nos distrajo un poco ver tanta edificación hermosa en este precioso pueblo de La Rioja, no obstante, seguimos en la búsqueda de otros escenarios y entre tanto, nos comentaron que en el centro de esta villa se encontraron restos arqueológicos hace unos pocos años, lo cual habla de la antigüedad del lugar.

Y continuando con nuestro paseo, en las afueras del pueblo, nos dicen los vecinos que en lo alto de una loma, está la Ermita de Santiago, en cuyo interior se resguarda la imagen del Santo. Incluso, se trata de un templo histórico, ya que allí se firmó el “Pergamino de constitución de la antigua Confederación de las Cinco Villas”, además de los “Estatutos del Actual Colectivo de las Siete Villas”.

Finalizando el trayecto, nos dirigimos a lo alto del Monte Turza, donde se encuentra la estatua en piedra blanca del Sagrado Corazón de Jesús, que con sus brazos abiertos protege al poblado.

Gastronomía y Festividades en Viniegra de Abajo

La cocina de este peculiar lugar, es como la cocina de las abuelas, muy riojana y lo típico se engrana en las morcillas o chorizos, o el cabrito criado en la granja, amén de la carne vacuna.

Esta espectacular comunidad, guarda sus fiestas para momentos especiales, y es cuando en enero celebran las fiestas en honor a San Ildefonso, cuando reparten pan entre los asistentes para recordar los tiempos de escasez.

En verano, exactamente en julio, son las fiestas grandes, honrando a Santiago Apóstol, momento en que su imagen baja de la Ermita hasta el pueblo, y es cuando hay más visitantes en la villa para celebrar.

A finales de agosto, la imagen regresa a su Ermita en santa procesión, y los vecinos organizan una gran comilona.

Visitar y recorrer las calles de Viniegra de Abajo, nos llena de una gran paz espiritual.

Conocer su historia, recorriendo el silencio de sus calles y rincones, así como escuchar sus leyendas, especialmente aquella de que la “Laguna de Urbión” no tiene fondo, o aquella que dice que la Cascada del Chorrero se relaciona con las lágrimas de San Millán, nos llena el alma de preguntas.

Viniegra de Abajo es un pueblo mágico, sólo basta con acercarse en la entrada del pueblo a la “Tumba de Santa Marina” y averiguar si la historia es real.


Calificación del lugar

0
0,0 valoración
0 de 5 estrellas (basado en 0 reseñas)
Excelente0%
Muy buena0%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%

Opiniones

No hay reseñas todavía. Sé el primero en escribir una.

➜ Añadir tu opinión sobre este lugar


Otros lugares turísticos cercanos



¡Comparte!


ALOJAMIENTOS EN VINIEGRA DE ABAJO