Segovia

La provincia de Segovia la podrás encontrar en la comunidad autónoma de Castilla y León, en su parte meridional, limitando con otras provincias como Guadalajara, Soria, Burgos, Valladolid, Ávila y la ciudad de Madrid. Su capital homónima se ubica cerca de los ríos Clamores y Eresma, junto a la Sierra de Guadarrama.

El turismo en España es considerado como uno de los pilares económicos más importantes en la península ibérica, y en tu itinerario deberás incluir la magnífica ciudad de Segovia, que destaca principalmente por monumentos históricos como el acueducto de origen romano, el popular Alcázar, la elegante Catedral y muchos más.

También podrás disfrutar tu estancia en lugares más naturales, como en el encantador mirador de la Pradera de San Marcos, los jardines del Alcázar y del Palacio Real de la Granja, entre otros. O si eres fanático del arte, podrás echar un vistazo en los diferentes museos de la ciudad, como la Casa-Museo de Antonio Machado.

Las compras de productos tradicionales de la región y el consumo de algunos de los platos más famosos también deberán formar parte de tu trayectoria por Segovia. Asimismo, acudir a las fiestas más populares también podrá dejarte un valioso conocimiento y recuerdo del lugar.

Lugares recomendados que ver y visitar en Segovia

El acueducto Romano de Segovia

Se trata de un conjunto sistemático de irrigación en la que se transporta el agua que es consumida en la ciudad de Segovia. La construcción de esta estructura de origen romano se remonta a principios del siglo II, precisamente cuando el reinado del emperador Trajano llegaba a su fin y comenzaba el de Adriano.

Acueducto de Segovia

En una sierra que se encuentra en la localidad de La Acebeda, a 17 kilómetros de la ciudad aproximadamente, se sitúa el manantial de la Fuenfría, que se conecta con la ciudad a través del acueducto, mismo que transporta el agua de este manantial a Segovia.

La estructura es uno de los símbolos más emblemáticos y funcionales de la ciudad, por lo que ahora es también una atracción turística. En él se puede apreciar una imagen de la Virgen de Nuestra Señora de la Cabeza, en el mismo lugar que fue escenario de una conocida leyenda.

Alcázar de Segovia

Es uno de los monumentos más frecuentados en la ciudad, tanto por turistas nacionales como internacionales. Su origen hispano-musulmán data entre finales de la Edad Media e inicios de la Edad Moderna. La fortaleza hecha de piedra y granito, consta de una combinación de estilos de la arquitectura mudéjar, herreriana y gótica.

Alcázar de Segovia

Con el paso de los años, tuvo muchos propósitos de índole política y cultural, como bien fue residencia Real, el Real Colegio de Artillería, el Archivo General Militar en su primera planta, entre otros. Actualmente, la icónica fortificación es utilizada con fines de carácter cultural y turístico, siendo declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional.

Como dato curioso, este Alcázar es también conocido por ser la inspiración que ayudó a Walt Disney para la creación del castillo del príncipe de la Cenicienta, así como también fue la inspiración del castillo de la Reina perteneciente al cuento de Blancanieves y los Siete Enanitos.

Catedral de Segovia

Debido a sus amplias dimensiones y a su elegante estilo gótico-renacentista, es llamada la Dama de las Catedrales, así como también se le ha considerado como un Bien de Interés Cultural. Fue edificada entre los años 1525 y 1577, época en la que empezaba a popularizarse el estilo renacentista, pasando de moda el gótico.

Catedral de Segovia

Su construcción fue obra de uno de los mejores arquitectos españoles de la época, llamado Rodrigo Gil de Hontañón. Actualmente, sigue funcionando esta catedral católica cuya advocación se trata de la Asunción de la Virgen y de San Frutos, también es sede de la Diócesis de Segovia.

El interior de esta maravilla es claramente de estilo gótico tardío, y en él se aprecian áreas como la nave central con la Capilla Mayor y el coro en su perímetro. Otras capillas son también visibles, como la capilla de la Piedad, de San Andrés, de San Gregorio y muchas más.

Puerta de San Andrés

Es una de las puertas que solían ser los accesos a la ciudad, aunque la puerta de San Andrés se utilizaba más como salida de Segovia hacia el valle del río Clamores. No se sabe con certeza, pero la primera documentación sobre su existencia apareció en el siglo XII, precisamente en el año 1120.

Puerta de San Andrés

Su actual apariencia es fruto de las remodelaciones que fueron realizadas entre los siglos XV y XVI, aunque tampoco se conoce con certeza si fueron hechas durante el reinado de los Reyes Católicos o de Carlos V. A finales del siglo XIX, la estructura se volvía a encontrar notablemente deteriorada, y de nuevo se le hizo una reconstrucción.

En el interior del arco se puede apreciar la imagen de la Virgen del Socorro. Asimismo, podrás hallar el Centro Informativo de la Muralla de Segovia en el cuerpo de guardia, un sitio en donde encontrarás más información interesante sobre el monumento.

Barrio Judío o Judería

Como su nombre lo dice, es el barrio en donde hace muchos siglos vivió la comunidad de los judíos, por lo menos desde el siglo XI hasta su expulsión del territorio a finales del siglo XV, y en su momento fue una de las localidades más pobladas y ricas de Castilla.

Barrio judío o judería de Segovia

Hoy en día, este barrio ubicado al sur de la ciudad, se ha convertido en una atracción turística que cuenta con lugares como el Centro Didáctico de la Judería, cuyo propósito principal es divulgar a través de la enseñanza cómo era la vida y la historia de los sefardíes en Segovia.

Plaza Medina del Campo

En esta céntrica plaza podrás ver algunos icónicos edificios de la ciudad de Segovia, como la Iglesia de San Martín, el Museo de Arte Contemporáneo Estaban Vicente, la casa de los Porres, las casonas renacentistas de Solier provenientes del siglo XVI, el Torreón de Lozoya, y muchos más.

Plaza Medina del Campo

En su centro se encuentra una estatua hecha en homenaje a Juan Bravo, un noble castellano que es conocido por participar en la Guerra de las Comunidades de Castilla. Otras esculturas se hallan en la plaza, como las Sirenas de Segovia (parecidas a unas esfinges) que flanquean la estatua de Juan Bravo.

Casa Museo Antonio Machado

En esta casa vivió el conocido poeta Antonio Machado durante los años 1919 y 1932, aunque no fue su dueño, ya que era una pensión propiedad de doña María Luisa Torrego. Después de que el poeta dejó de vivir en la pensión, sus amigos decidieron comprar poco a poco la propiedad.

Casa Museo Antonio Machado

En la segunda mitad del siglo XX, pasó a ser propiedad de la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce. La pensión es ahora la famosa casa-museo que exhibe a sus visitantes las áreas en donde el poeta vivió, y también se realizan en ella una variedad de actividades culturales.

Mirador de la Pradera de San Marcos

Como salido de un cuento de hadas, este hermoso prado cubierto de un suave césped verde es el sitio ideal para disfrutar de la placentera vista del paisaje natural de los alrededores. Entre en el paisaje podrás ver el imponente Alcázar de Segovia, una fortaleza digna de ver y visitar.

Mirador de la Pradera de San Marcos

En la pradera podrás hacer distintas actividades al aire libre, como caminar, trotar, correr, hacer un picnic, entre otras cosas. Al acceder por la parte del Alcázar, te encontrarás dos museos durante el recorrido: el Museo de Títeres de Francisco Peralta y el Museo de Casa de Moneda. También verás el río Eresma.

Palacio Real de la Granja

El Palacio Real de la Granja de San Ildefonso está ubicado a 13 kilómetros de la ciudad, precisamente en la vertiente norte de la sierra de Guadarrama. Desde su construcción en el siglo XVIII, ha sido residencia de la familia Real española, y actualmente es un sitio histórico abierto al público.

Su nombre se debe a una antigua granja que se encontraba en las cercanías, y era propiedad de los monjes jerónimos provenientes del monasterio de El Parral. El rey Felipe V al ver el paisaje tan precioso, decide construir su palacio sobre la antigua ermita de San Ildefonso que compró a los monjes.

Hoy en día, es posible recorrer la estructura de estilo rococó y contemplar sus hermosos jardines, la gran cantidad de fuentes y ornamentos y otras dependencias.

La Alhóndiga

Esta estructura diseñada con un estilo gótico industrial fue erigida durante el reinado de los Reyes Católicos en el siglo XVI, y su función principal en aquella época era ser un almacén de grano para la ciudad. Su nombre es de origen árabe, proveniente del nombre que denominaban a los almacenes de grano.

La Alhóndiga

A lo largo de sus años ha mantenido su aspecto original. En el año 1925 comenzó a desempeñar otro papel, y es ahora conocido por ser la sede del Archivo Histórico Municipal, contando con suficiente espacio para estanterías convencionales y también una sala en donde se llevan a cabo exposiciones.

Iglesia de la Vera Cruz

Anteriormente se le conocía como la Iglesia del Santo Sepulcro, y se trata de una arquitectura románica construida aproximadamente en los inicios del siglo XIII. Durante su existencia sufrió varios cambios, como la incorporación de un ábside que hoy en día es una sacristía.

Iglesia de la Vera Cruz

La Orden de Malta se le conoce por ser una orden religiosa católica que ha tomado posesión de la iglesia en dos ocasiones, en 1531 y en 1951. Aún mantiene su custodia y se encarga de conservar el edificio en buen estado.

Plaza Mayor

Plaza Mayor

Podrás hallar esta popular plaza en el casco antiguo de la ciudad, cuyas características físicas e históricas la convierten en la plaza principal de Segovia, y en ella podrás realizar muchas actividades, como pasear y visitar los distintos monumentos que se encuentran en sus alrededores, tales como:

  • El ábside de la Catedral de Segovia.
  • El Teatro Juan Bravo.
  • La casa consistorial de Segovia.

En el centro de la plaza preside un templete diseñado para llevar a cabo distintas actuaciones musicales.

Antigua Sinagoga Mayor

De todas las sinagogas que existieron en la aljama segoviana, solamente la antigua Sinagoga Mayor es la que aún se mantiene en excelentes condiciones, y en la actualidad es conocida como la Iglesia del Corpus Christi. Fue usada como sinagoga desde el siglo XIII hasta 1410, cuando se transformó en iglesia católica.

Antigua Sinagoga Mayor

Hoy en día, permanece bajo la custodia de la Orden de las Monjas Clarisas, sin embargo, aún se puede apreciar su origen judío en la increíble arquitectura, que a pesar de haber tenido modificaciones posteriores a su transformación en iglesia, todavía conserva algunos de sus detalles originales.

¿Qué visitar en la Provincia de Segovia?

Si vas por la ciudad y te apetece conocer más dentro de la provincia, te aconsejamos visitar estos pueblos de Segovia:

Gastronomía en Segovia

Plato típico de Segovia

Debido a su orografía, la provincia de Segovia es un espacio perfecto para la cría de ganado y la agricultura, por lo que su arte culinario te ofrece una amplia variedad de carnes, legumbres, hortalizas y cereales que harán de tu viaje aún más placentero y satisfactorio. Entre los platos más conocidos de la ciudad cabe mencionar:

  • El lechón asado hecho con el cochinillo de Segovia.
  • El cocido de judiones de la Granja.
  • Los chorizos de Cantimpalos.
  • Cochinillo asado al estilo castellano.
  • El ponche segoviano.

Los vinos también son parte importante de la gastronomía, como el vino de Valtiendas y de Rueda.

Compras en Segovia

Algunas de las actividades que no pueden faltar en tu recorrido por la ciudad de Segovia son las compras de recuerdos o suvenires que puedas conservar o regalar a algún familiar o amigo, por lo que querrás conocer cuál sería el suvenir ideal. Entre los más destacados y favoritos productos de los turistas están:

  • Miniaturas de los monumentos más resaltantes, como el acueducto romano.
  • Productos de repostería, como el ponche segoviano y otros dulces tradicionales
  • Otros productos gastronómicos como embutidos.

Fiestas

Fiestas en Segovia

Por supuesto que siempre estarán presentes las festividades y celebraciones que forman parte de la cultura de la ciudad, así que conocerlas es una parte que no puede faltar en tu viaje a Segovia. Podrás conocer las más populares, como las Fiestas Patronales y las Fiestas de San Juan y San Pedro.

Fiestas Patronales

Están conformadas por dos fiestas principales, la primera en honor a la Virgen de la Fuencisla celebrada en septiembre, y la segunda en honor a San Frutos llevada a cabo en octubre. Se realizan varios eventos musicales y otras actividades.

Fiestas de San Juan y San Pedro

No son consideradas como fiestas patronales, pero sí congregan a una increíble cantidad de personas lugareñas y turistas. Se celebran con pasacalles, conciertos y una inmensa hoguera durante la Noche en San Juan. Estas celebraciones son llevadas a cabo en junio.


Otros lugares de turismo cercanos

Click para ver otros lugares cercanos que merece la pena visitar
Categorías Segovia


¡Comparte!