A GUARDA » Descubre qué ver y hacer en esta deliciosa villa marinera

La Provincia de Pontevedra, definitivamente guarda una serie de parajes, pueblos y paisajes sumamente fascinantes. Así es que donde el Río Miño se une con el Océano Atlántico, hay que conocer el delicioso pueblo de A Guarda, una mezcla de montaña y mar, historia y antigüedad en esta villa marinera, donde la vida transcurre pacíficamente.

Advertisement

¿Por qué visitar A Guarda?

visitar-pueblos-de-pontevedra-a-guarda

Imagina un paraje en Galicia, donde miras al mar allí mismito, Portugal está a un paso, hermosas edificaciones, y un camino transitado por los celtas donde hace centurias dejaron sus huellas. Todo esto junto lo tienes en A Guarda, que donde quiera que mires desde las alturas, te sentirás dueño de este paraje empapado de historias.

Monumentos y sitios de interés

fortaleza-castillo-santa-cruz-a-guarda-pontevedra

Empecemos la visita por el casco antiguo de este perfecto pueblito, visitando el Castillo de Santa Cruz, construído en el Siglo XVII; es realmente una fortaleza que se encuentra en el tramo final del Río Miño, y se ingresa a él por la Porta Da Vila.

En su interior se encuentra el Centro de Interpretación de las Fortalezas, que permite comprender la historia de estas estructuras defensivas.

visitar-pueblos-de-pontevedra-a-guarda

Salimos del Castillo y nos vamos a la Praza Da Igrexa, donde veremos la Iglesia de Santa María; en su interior destacan frescos, retablos y pinturas, y es la más importante de A Guarda, un pueblo de Pontevedra.

Muy cerca queda la Praza Do Reló, importante espacio donde se encuentra el Ayuntamiento, la Casa Dos Alonsos, inmueble edificados por los emigrates “guardeses” en el Siglo XIX; y la famosa Torre Del Reloj, levantada sobre los restos de otra torre alrededor de 1730; en sus muros se ven los escudos de muchas familias nobles que habitaron este poblado.

Monte-Santa-Trega-Pontevedra

La otra visita imperdible es la subida al Monte Santa Trega, lugar arqueológico donde se localizan los castro, poblados fortificados con construcciones generalmente redondas, prehistóricas.

Tras una subida a pie, larga, sinuosa y cansona llegamos al tope; allí podremos ver el puerto, las playas, Portugal  y el Río Miño desde el Mirador, con unas vistas muy especiales.

ermita-de-Santa-Tecla-Pontevedra

Además hay que visitar el petroglifo Laxe Do Mapa, y también hallaremos más adelante la ermita de Santa Tecla, hermosa obra que data del Siglo XII.

Y, al final de esta cuesta está el Museo, donde podremos apreciar muchas de las piezas encontradas durante las excavaciones arqueológicas, que nos dan una buena idea de cómo era la vida acá.

Todo este sector ha sido declarado Monumento Histórico-artístico Nacional y Bien de Interés Cultural.

Otros lugares de A Guarda que debes conocer

Monasterio-de-las-Benedictinas-A-Guarda

La Calle Baixo Muro, saliendo de la Plaza del Reloj conserva algunos tramos de la antigua muralla que protegía este poblado; allí nos percatamos que las calles de este casco histórico, realmente son estrechas y con fuertes pendientes.

Bajamos hacia la Calle Ireira, también con restos de la muralla, y veremos el Monasterio de las Benedictinas, lugar que conserva el claustro y la capilla original, además de una biblioteca que custodia muchos libros del Siglo XVI. El resto de las grandes instalaciones se convirtieron en hotel.

Museo-del-Mar-Paseo-Maritimo-A-Guarda-Pontevedra

La vista más espectacular, la tenemos desde el Paseo Marítimo, con las atractivas fachadas multicolores de las casas; también está el Monumento ao Mariñeiro abierto al Puerto, y el Museo del mar, edificación en forma circular que es una réplica de una antigua atalaya.

modelo-casa-indiana-a-guarda-pontevedra

Otra de las curiosidades a tener en cuenta es la visita a las Casas Indianas, interesantes viviendas levantadas a mediados del Siglo XIX por los guardeses que volvieron de Puerto Rico y Brasil a estas tierras, y construyeron unas llamativas casas, tanto en forma como en colores, muchas de las cuales se ubican en el centro urbano.

Y para finalizar, las playas, lugares para el descanso y el relax, y podremos disfrutar de Codesal, A Armona, a Lamiña y O Miuño, ubicadas en el extremo sur de A Guarda, donde se juntan las aguas del rio con el mar.

Gastronomía y Festividades en A Guarda

gastronomia-pueblos-pontevedra

 

Tras estos buenos paseos que hemos hecho, debemos reponer energía, así que probemos la exquisita comida de los guardenses, especialmente pescados, mariscos, centollo, bogavantes, angulas y hortalizas. Si venimos en el mes de julio, disfrutaremos de la Fiesta de la Langosta y de la Cocina Mariñeira de A Guarda.

A la hora de probar los postres, los más deliciosos son el arroz con leche, las torrijas, las filloas y la leche frita.

festividades-pueblos-pontevedra

Esta alegre y simpática ciudad costera, se mantiene  fiel a sus tradiciones y costumbres, es así que el año comienza con los carnavales, y luego la Semana Santa. En Julio es la Fiesta de la Virgen del Carmen, mientras que el primer domingo de agosto es la Fiesta de San Cayetano, y el segundo domingo es la subida al Monte Santa Trega, donde se celebra y se baila.

En septiembre son la Romería de Santa Tecla y de la Virgen de la Guía.

A-Guarda-un-pueblo-de-Pontevedra

El típico pueblo marinero de A Guarda, sencillo y tranquilo, no sufre de aspavientos a pesar de su inmaculada ubicación, y de las maravillas que posee. La loma más sagrada y sus castro, ya dan idea de hace cuántos siglos se mantiene en pie, a pesar de haber sido conquistada y saqueada, ahora es que disfruta de su época de gloria.