▷ ALCÁZAR REAL DE GUADALAJARA » Descubre Qué Ver

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Pinterest Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp

El Alcázar Real de Guadalajara, es una fortaleza de origen andaluz del siglo XIX ubicada en Guadalajara, España, que fue con el tiempo reconstruida como palacio, y posteriormente como fábrica de armamento y cuartel militar. Es un recinto fortificado de más de una hectárea de terreno situado sobre el Barranco del Alamín y cerca de la antigua calzada de Madrid. Su función principal como fortaleza andaluza era salvaguardar la entrada de la ciudad y el paso por el Valle del Henares y la campiña circundante.

El Alcázar real de Guadalajara ha sido restaurado y está disponible para el público.

Alcázar Real de Guadalajara

Alcázar Real de Guadalajara. Foto por santiago lopez-pastor. Flickr.

Todavía pueden verse en la zona partes de la muralla que rodeaba el centro de la ciudad hasta mediados del siglo XIX, mientras que en la plaza del Bejanque se conserva la única puerta de las que antiguamente custodiaban la entrada.

Historia del Alcázar Real de Guadalajara

La época musulmana

El califa ‘Abd al-Rahman III construyó el Alcázar básico en el siglo X, cuyas cámaras visitaba con regularidad y utilizaba como campamento militar, ya que era un punto de tránsito para las luchas con los reinos cristianos del norte de la Península Ibérica. Abd al-Rahman III utilizó el Alcázar como cuartel general de operaciones para trazar la estrategia de combate durante la campaña de Muez en el año 920.

La época cristiana

La conquista del Alcázar Real de Guadalajara

Guadalajara fue conquistada por las fuerzas de lvar Fáez, al servicio del rey Alfonso VI de León y Castilla, en 1085, y pasó a formar parte del Reino de Castilla. Esto supuso el inicio de una nueva etapa para el Alcázar, que se había alejado de su función protectora inicial como residencia real.
Tras la conquista cristiana de la ciudad por parte de Alfonso VI, el Alcázar se convirtió en la sede de los reyes castellanos, entre ellos Alfonso VI, Alfonso VIII y Fernando III, este último erigió una catedral dedicada a San Ildefonso y lo dotó de “vastas haciendas y capitanías equipadas”.

Exterior del Alcázar Real de Guadalajara
Exterior del Alcázar Real de Guadalajara. Foto por santiago lopez-pastor. Flickr.

La dinastía Trastámara

Fue tan bella e importante durante el tiempo que estuvo en el poder la dinastía Trastámara. Las Cortes de Castilla se celebraron allí en 1390 y 1408, cuando Catalina de Lancáster y Fernando de Antequera fueron regentes de Juan II cuando aún era joven. Allí se celebraron regencias. Diego Hurtado de Mendoza y Figueroa se casó aquí con Mara de Luna en 1436, y años después se convertiría en el segundo marqués de Santillana y el primer duque del Infantado. Con la consolidación de los Mendoza en Guadalajara en 1448, Juan II los designó como vencedores del Alcázar de Guadalajara.

La cuasi destrucción en la guerra de los comuneros

En 1520, cuando la aristocracia y el pueblo de Guadalajara se acuartelaron en sus estructuras para unirse a la causa de los Comuneros de Castilla, los escasos restos del palacio que conformaban el Alcázar quedaron casi completamente destruidos. Lo que queda del complejo palaciego que constituía el Alcázar Real de Guadalajara quedó casi totalmente destruido tras la invasión de Guadalajara por las fuerzas de Carlos I.

Destrucción y abandono en la guerra civil

Los cuarteles fueron asaltados con bombas incendiarias el 22 de julio de 1936, que quemaron la estructura y la dejaron sin valor. La mayor parte de las instalaciones del Alcázar fueron destruidas en el ataque aéreo rebelde de ese mismo año contra Guadalajara, que también destruyó el Palacio del Infantado y gran parte de la ciudad, dejando sólo los pocos muros que aún se pueden ver hoy. El Alcázar Real de Guadalajara permaneció abandonado durante 69 años, hasta que en 1998 se iniciaron las primeras excavaciones arqueológicas para estudiar y consolidar los restos de la fortaleza.

Descripción de la zona arqueológica del Alcázar Real de Guadalajara

Desde 1998, las excavaciones e investigaciones arqueológicas en el Alcázar Real de Guadalajara han revelado cuatro fases constructivas: la primera pertenece al Alcázar de Andalucía, la segunda al Palacio Mudéjar, la tercera a la Fábrica de Paños y la cuarta al Cuartel de San Carlos.

Visita el Alcázar Real de Guadalajara
Visita el Alcázar Real de Guadalajara. Foto por santiago lopez-pastor. Flickr.

Alcázar Andalusí

Construida en el siglo IX, la fortificación andalusí se mantuvo en pie hasta la conquista cristiana de Guadalajara en el siglo XI. Salvo la forma trapezoidal, casi rectangular, con torres típicas de las fortificaciones, los cimientos de las antiguas murallas sobre las que se construyó el posterior Palacio Mudéjar, y los materiales extraídos de ellas que se utilizaron para las construcciones posteriores, no queda nada del castillo original.

Restos del Alcázar real de Guadalajara
Restos del Alcázar real de Guadalajara. Foto por Zarateman. Wikimedia Commons.

El mortero de cal se utilizó para crear la fortaleza original, y se empleó posteriormente en los proyectos de construcción sucesivos.

Palacio Mudéjar

El Palacio Mudéjar se levantó sobre la antigua fortificación, con la estructura y los materiales rescatados de las ruinas. Para mantener la estructura del palacio se empleó de nuevo mortero de cal reforzado con ladrillos. Además, se utilizó el estucado para embellecer varias zonas del palacio. Los cimientos estructurales del Palacio Mudéjar, reconstruido posteriormente en el siglo XVI, fueron descubiertos durante las excavaciones de finales de la década de 1990.

Fábrica de las Sarguetas Reales

La sección suroeste del palacio histórico se utilizó para crear la Fábrica de Sarguetas de San Carlos, fortificando los muros preexistentes con ladrillos y hormigón visto y exponiendo las ventanas al exterior. También se emplearon las bóvedas para fijar el techo del primer piso.

Cuartel de San Carlos

Debido a la necesidad de ampliar las antiguas dependencias del Cuartel de San Carlos, que se encontraban en la antigua fábrica de Sarguet, se construyó un nuevo pabellón en la parte sur de la fachada del Alcázar Real de Guadalajara, cerca del antiguo camino de Madrid. Se trataba de una construcción de dos plantas con ladrillo visto y forma rectangular ampliada.

Descripción del Alcázar Real de Guadalajara

Interior del Alcázar Real de Guadalajara
Interior del Alcázar Real de Guadalajara. Foto por santiago lopez-pastor. Flickr.

La Puerta Oeste es la entrada a la ciudad.

Estaba situada al oeste del perímetro del Real Alcázar y permitía el acceso directo al barrio de Cacharreras, que servía de puerta occidental de Guadalajara. Lo más probable es que el Alcázar Real de Guadalajara tuviera una puerta cuando se construyó, pero la puerta noroeste procede del siglo XIV. Al igual que el resto de la muralla noroeste, se construyó con mortero de cal. Estaba adornada con una fachada de ladrillo decorativo de estilo mudéjar rematada con arcos túmidos.

Salón del Trono o Qubba

Tiene un diseño de planta cuadrada y se encuentra en una de las torres de la muralla noroeste, construida durante la ampliación del siglo XIV. Lo más probable es que estuviera cubierto con un techo de madera inclinado. Estaba precedido por alhanías y conectado al patio central con una galería de conexión anillada.

Letrinas y baños

Esta zona, situada al norte, cerca de la qubba, era un espacio amplio con una sucesión de baños y tinas para la higiene personal y el disfrute de los inquilinos reales. Las letrinas estaban separadas por una gran zona abierta.

Alhanías y salones

Presentan un diseño rectangular con una gran sala central flanqueada por dos alhanías, y se construyeron a lo largo del muro noreste con el antiguo Alcázar en el siglo IX. Fueron restauradas en el siglo XI en el marco de la conquista cristiana y de la metamorfosis en palacio real, y en el siglo XIV se añadieron ventanas al patio y al exterior en el marco de la reforma de Alfonso XI, y se ampliaron las salas para acoger a la enorme corte aristocrática.

Piscina y patio

El patio central del Alcázar, que contaba con un gran jardín a modo de crucero y una piscina central realizada con mampostería de piedra caliza, data de los siglos XIII y XIV. Un claustro porticado cerraba el patio, que estaba formado por columnas octogonales con filigranas de estuco.

La Fábrica de San Carlos

Fue erigida en 1778 en la parte suroeste del palacio por Diego García, cuyos muros se utilizaron como soportes de la nueva estructura. La fábrica era una estructura de dos pisos con ventanas en los niveles superiores que permitían la entrada de luz natural.

Caballerizas y bodegas

Las mazmorras y las caballerizas de la fortaleza están situadas justo encima del barranco del Alamín y son las cámaras más bajas del Palacete. Se construyeron en el siglo XIII, se restauraron en el siglo XVIII y se utilizaron para diversas funciones hasta la destrucción del Alcázar Real de Guadalajara en 1936. Son una serie de bóvedas construidas sobre arcos de ladrillo anteriores.

Entrada sureste del Alcázar Real de Gudalajara

Esta puerta se erigió dentro de la muralla sureste del palacio y lo conecta con la ciudad. Se erigió utilizando mampostería de piedra tallada de la antigua fortificación en el siglo XIII sobre otra puerta original.

Alcázar Real en Guadalajara
Alcázar Real en Guadalajara. Foto por santiago lopez-pastor. Flickr.

Consistía en una torre con un vestíbulo al que se accedía por dos arcos que hacían las veces de puertas: una que comunicaba directamente con el exterior y estaba flanqueada por una bóveda abierta en la muralla para defender el complejo de posibles invasiones, y otra que permitía la entrada al interior a través de una galería que rodeaba el complejo de este a oeste y que estaba conectada con las distintas estancias del palacio y las caballerizas mediante una escalera.

Pabellón de San Carlos

Las dependencias del Cuartel de San Carlos, situadas en un antiguo edificio fabril, fueron ampliadas en 1860 con un nuevo pabellón, más moderno y adecuado a las condiciones que el anterior. Las oficinas de la Academia de Ingenieros del Ejército se alojaron en el nuevo edificio del lado sur, con la fachada principal al pie de la carretera de Madrid, mientras que el antiguo edificio industrial funcionaba como escuela para huérfanos de guerra.

Las instalaciones de la molienda de harina

Con la construcción del Alcázar Real de Guadalajara en el siglo XIV, se levantó una muralla exterior para reforzar las defensas del complejo frente a la ciudad. En el extremo sur de la nueva muralla se erigió una nueva puerta de entrada en forma de torre de mortero de cal a la manera de la Puerta del Oeste.

En el siglo XV se construyó el granero dentro de la torre, lo que le dio su nombre hasta hoy. Con el desarrollo del Cuartel de San Carlos en 1860, se erigió allí la torre de señales de la base aérea, aprovechando la estructura del Peso de la Harina, que estaba coronada por un palomar que fue destruido en el bombardeo de 1936.

Visita virtual del Alcázar Real de Guadalajara

Cómo llegar al Alcázar Real de Guadalajara

¿Qué te ha parecido el contenido?

Your page rank:

Opiniones del lugar

Opiniones

No hay reseñas todavía. Sé el primero en escribir una.

Añadir tu opinión sobre este lugar


Otros lugares turísticos cercanos

Última actualización:

Autor
Índice
Artículos relacionados