▷ PALACIO DEL INFANTADO EN GUADALAJARA » Qué ver

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Pinterest Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp

El Palacio del Infantado en Guadalajara, ubicado en la Plaza de España, es uno de los edificios históricos más relevantes de la ciudad. Íñigo López de Mendoza y Luna mandó la construcción del Palacio del Infantado, realizado en estilo gótico isabelino con elementos renacentistas, a finales del siglo XV.

Aunque parte de los balcones y las fachadas están diseñados y construidos en estilo gótico flamenco, muchos otros elementos ornamentales y la ubicación de los vanos en el exterior son mudéjares.

Palacio del Infantado

Patio de los Leones del Palacio del Infantado. Original por Smiley.toerist. Wikimedia Commons

Qué ver en el Palacio del infantado

El palacio del infantado es una cita ineludible en tu visita a la ciudad de Guadalajara, para el que incluso hubo rumores de su inclusión como patrimonio de la UNESCO (finalmente no se presentó en forma la candidatura). Acompáñanos a descubrirlo.

La fachada

La impresionante fachada está tallada en piedra caliza especialmente importada de Tamajón, un pueblo situado a 51 kilómetros de la ciudad. La galería superior, la puerta principal y las agujas en forma de diamante son sólo algunos ejemplos de la mampostería que distingue a la estructura, que veremos en todo su esplendor en el patio.

El muro cortina de la fachada principal se basa en los modelos presentados por Filarete en su Trattato d’architettura (1465) y en las obras diseñadas por él en Milán. En contraste con la aburrida organización longitudinal del canon italiano, Juan Guas propone una inventiva disposición con picos de diamante que generan un patrón en forma de rombo – sebka – de considerable vitalidad.

La portada del palacio del infantado

Otro ejemplo de la confluencia de varias tendencias es la portada, que se basa en los palacios mudéjares del siglo XIV y tiene una puerta entre columnas, un dintel heráldico, un arco apuntado y figuras enfrentadas en las enjutas; todo ello está bellamente adornado con métodos tomados del gótico europeo (bahías, globos, entrelazados, cardenales, tracería, florones, etc.) y del mudéjar español (epígrafes y mocárabes). Otra característica singular es un enorme escudo de armas sostenido por dos gigantes que se extiende más allá de los límites estándar de la fachada.

  ▷ IGLESIA DE SAN GINÉS DE GUADALAJARA » Qué Ver
Portada del Palacio del Infantado, Guadalajara
Portada del Palacio del Infantado, Guadalajara. Original por Ángel de los Ríos. Flickr

El patio de los leones

En el interior del Patio de los Leones, se utilizaron modelos góticos para crear un programa en el que la ornamentación prima sobre los valores arquitectónicos y el efecto global tiene prioridad sobre la calidad de los detalles; sin embargo, las figuras opuestas -leones y grifos- son una iconografía derivada de la tradición islámica oriental. Como consecuencia, surge una magnífica puesta en escena que se repite y es única.

El jardín

También es novedosa la construcción de un gran jardín, ya que antiguamente tales espacios estaban reservados únicamente a los castillos de Al-Andalus o a los monasterios utilizados como residencias temporales por la realeza castellana. Con arcos circulares sobre pilares elípticos, el Infantado se abre al oeste con esta galería.

El museo

Murales del Palacio del Infantado
Murales del Palacio del Infantado. Original por Rafael Tello. Wikimedia Commons

Toda la estructura está dedicada al Museo de Guadalajara. En el primer nivel, la ornamentación de las pinturas murales del siglo XVI puede verse en varias de las cámaras de honor. Tanto el Palacio del Infantado como la dinastía que lo creó, la fuerte familia Mendoza, están retratados en esta cámara, que es una sección de exposición permanente del museo.

Historia del Palacio del Infantado en Guadalajara

El Palacio del Infantado se levanta en los terrenos de Pedro González, el primer Mendoza de las “casas mayores” de la Alcarria. Hacia 1480, Iñigo López de Mendoza y Luna, segundo duque del Infantado, hizo arrasar las antiguas casas de la familia y proyectó la construcción de un nuevo castillo para realzar el renombre de sus antepasados y el suyo propio.

Palacio del Infantado
Fachada del Palacio del Infantado. Original por Santiago López-Pastor. Flickr

La fachada se terminó en 1483, seguida del patio poco después, y a finales de siglo, la construcción fundamental del palacio estaba terminada. La estructura, con sus techos artesonados y su riqueza, brillaba en toda su grandeza gótica a finales del siglo XV. A Juan Guas, arquitecto toledano, se le atribuyen los diseños.

En esta mansión, Felipe II se casó con Isabel de Valois en 1560.

Modificaciones en el siglo XVI

En 1569, bajo la dirección de Acacio de Orejón, el quinto duque del Infantado puso en marcha una serie de modificaciones destinadas a equiparar el palacio con la mansión que el rey Felipe II estaba construyendo cerca de Madrid. Intentó conseguirlo añadiendo detalles renacentistas a la fachada (se instalaron nuevas ventanas, se cubrieron las antiguas y se eliminaron los pináculos góticos) y al patio, que se elevó de nivel, así como decorando los techos de los salones inferiores con frescos de artistas italianos que trabajaron en El Escorial, como Rómulo Cincinato. Junto al palacio se estableció un “jardín mitológico”.

  ▷ CONCATEDRAL DE SANTA MARÍA DE LA FUENTE MAYOR
Saleta de Héroes. Palacio del Infantado, Guadalajara
Saleta de Héroes. Palacio del Infantado, Guadalajara. Original por Santiago López-Pastor. Flickr

Nuevos inquilinos en el Siglo XVIII

Mariana de Neoburgo, viuda de Carlos II, pudo regresar a España desde su exilio en Bayona en 1738 y se alojó en este palacio, donde murió en 1740. También fue el lugar del primer encuentro de Felipe V e Isabel de Farnesio, por causa de su boda.

La familia Mendoza abandonó Guadalajara en los años siguientes para ir a la corte, dejando el palacio abandonado.

Cesión al ayuntamiento y uso militar en el siglo XIX y XX

Mariano Téllez-Girón y Beaufort Spontin, XV duque del Infantado, cedió la mitad del palacio al ayuntamiento a finales del siglo XIX. El Ministerio de Guerra lo utilizó como escuela para huérfanos militares cuando la Casa Ducal y el Ayuntamiento se lo cedieron. El palacio fue atacado y destruido en 1936.

Cesión para su uso como museo y restauración

La cesión al Ministerio de Guerra finalizó tras la guerra, y los propietarios del palacio, el XVIII Duque del Infantado y el Ayuntamiento de Guadalajara, cedieron la estructura a la Diputación Provincial en 1961 para un gran proyecto museístico. Esta cesión incluía a cambio para el Duque, la reserva de terrenos para su vivienda y archivos familiares, lo que presentaría complicaciones décadas después. Se iniciaron las obras de reconstrucción, pero el esplendor del pasado, así como los artesonados mudéjares de primer orden, desaparecieron para siempre.

  ▷ 14 Mejores Lugares QUE VER EN GUADALAJARA
Vista exterior del Palacio del infantado
Vista exterior del Palacio del infantado. Original por Smiley.toerist. Wikimedia Commons

Uso del palacio del infantado como archivo histórico provincial

El Archivo Histórico Provincial de Guadalajara y la Biblioteca Pública Provincial de Guadalajara ocuparon el edificio en 1972. La biblioteca se trasladó al Palacio de Dávalos en 2004. Durante 2013, el Archivo Histórico se trasladó a una estructura de nueva construcción, utilizando el espacio vacío. El Ministerio de Cultura logró un acuerdo con la actual Duquesa del Infantado en junio de 2019 para adquirir sus derechos de uso del edificio, que pasó a ser totalmente público, tras años de conflicto.

El Museo Provincial de Guadalajara y el Archivo Histórico tienen actualmente su sede en el palacio.

 Visita virtual al Palacio del Infantado en Guadalajara

 Cómo llegar

Situación: Plaza del Mercado s/n (Acceso por c/ La Lonja, 2)

Horarios del palacio del infantado

Jardines 

  • Lunes-Viernes: 9.00 h a 21.30 h.
  • Sábado: 9.00 h a 14.30 h y de 16.00 h a 19.00 h.
  • Domingo y festivos: 10.00 h a 14.30 h y de 17.00 a 19.00 h.

Patio de los Leones

  • Lunes-Domingo: 9.00 h a 14.00 h y de 16.00 h a 20.00 h.

Museo de Guadalajara

Del 16 de septiembre al 14 de junio

  • Martes-Sábado: 10.00 h a 14.00 h. y 16.00 h a 19.00 h.
  • Domingo: 10.00 h a 14.00 h.

Del 15 de junio al 16 de septiembre

  • Martes-Domingo 10.00 h a 14.00 h.

Días de cierre anuales:

  • Todos los lunes.
  • 1 de enero.
  • 6 de enero.
  • Viernes Santo.
  • 1 de mayo.
  • Fiestas locales de Guadalajara: 8 de septiembre y viernes de Ferias (a definir).
  • 24 de diciembre.
  • 25 de diciembre.
  • 31 de diciembre.

Precios de acceso

Patio de los leones

  • Visita libre y gratuita

Museo de Guadalajara

  • Entrada general: 3 euros.
  • Reducida: 1,50 euros

¿Qué te ha parecido el contenido?

Your page rank:

Opiniones del lugar

Opiniones

No hay reseñas todavía. Sé el primero en escribir una.

Añadir tu opinión sobre este lugar


Otros lugares turísticos cercanos

Última actualización:

Autor
Índice
Artículos relacionados