▷ PARQUE DE LA CONCORDIA » Descubre Qué Ver y Hacer

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Pinterest Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp

El Parque de la Concordia es una amplia zona verde en el corazón de Guadalajara (España), y es el parque más emblemático de la ciudad. Se encuentra en el centro histórico y en el inicio de un eje de espacios abiertos de un kilómetro de longitud que engloba los parques de San Roque, Adoratrices y Fuente de la Nía.

Durante muchos años, este popular parque ha servido como “recinto ferial” de la ciudad, donde los guadalajareños han disfrutado y siguen celebrando ferias.

Parque de la concordia

Parque de la Concordia en Guadalajara. Foto por santiago lopez-pastor. Flickr.

Historia del parque de la concordia

Muchas ciudades españolas empezaron a desarrollar parques y jardines en el siglo XIX, sobre todo al principio de la segunda mitad. Se crearon para el uso y disfrute del pueblo.

Visita el Parque d ela Concordia en Guadalajara
Visita el Parque d ela Concordia en Guadalajara. Foto por santiago lopez-pastor. Flickr.

Antes, los jardines eran propiedad privada, bien de la Corona (el Buen Retiro de Madrid, los Jardines de Aranjuez, los Jardines de La Granja, etc.) o de la aristocracia o los ciudadanos acomodados.

¿Qué motivó la creación de parques y jardines públicos? Tras la Revolución Francesa del siglo XVIII, los ayuntamientos españoles se dieron cuenta de que las grandes ciudades europeas tenían parques públicos. Cabe destacar que estos parques se crearon al mismo tiempo que se promulgaban leyes para transformar a las personas de súbditos a ciudadanos.

El primer parque público o paseo de Guadalajara

El Ayuntamiento de Guadalajara, dirigido por el alcalde D. Francisco Corrido, autorizó el 4 de febrero de 1854 el proyecto, a propuesta de la Comisión Municipal encargada de impulsar las mejoras cívicas específicas.

El 5 de febrero de 1854, el gobernador de la provincia, D. José Mara Jáudenes, dio su aprobación a la iniciativa. El 6 de febrero se entregó la dirección del proyecto al “profesor de ingeniería que elaboró el plan”. El 25 de enero y el 1 de marzo de 1854, este fue Ángel Rodríguez Arroquía, que firmó el plano y el informe, ambos en el expediente de referencia.

Inauguración de los jardines

Las obras de construcción estaban muy avanzadas en mayo de 1854. Sin embargo, el director de las obras, Rodríguez Arroquía, pidió un aumento de fondos de 13.500 reales para poder inaugurar el paseo y abrirlo al público el 13 de junio, lo que finalmente se hizo.

Área verde del Parque de la Concordia
Área verde del Parque de la Concordia. Foto por santiago lopez-pastor. Flickr.

Se dice que el Gobernador y Presidente de la Diputación, D. José María Jáudenes, propuso el nombre de “Paseo de la Concordia” “como testimonio de lo que reina alegremente en esta nobilísima y fidelísima ciudad”.

El nombre de “Parque de La Concordia” era entonces más una fantasía que una realidad. La llamada “Vicalvarada”, un golpe militar que marcó el final de la década conservadora y el inicio del bienio progresista en España, se produjo pocos días después de la inauguración, el 30 de junio.

  ▷ CAPILLA DE LUIS DE LUCENA » Descubre Qué Ver y Hacer

Según los planos que acompañan a la urbanización del terreno, el parque estaba “conformado por un paseo central y dos bandas de jardines y flanqueado por las calles vecinas”. Desde entonces, el parque de la Concordia ha servido como lugar de esparcimiento y de diversas actividades, como fiestas religiosas, deportivas e institucionales, así como eventos populares como las verbenas.

Obras posteriores en el Parque de la Concordia

En 1859 se hizo imprescindible reparar todo el complejo, ya que estaba en muy mal estado. El 3 de marzo se autorizó la instalación de dos fuentes en los extremos del vestíbulo central, así como un nuevo depósito de agua, que había quedado inutilizado debido a las circunstancias climáticas. En la reunión del 1 de abril de 1860 se aprobó otro edificio nuevo.

Fuente de venus en el Parque de la Concordia
Fuente de venus en el Parque de la Concordia. Foto por santiago lopez-pastor. Flickr.

En una conferencia celebrada el 27 de junio de 1864 se decidió construir una plataforma de madera para las actuaciones de la Academia de Música de la Capilla de Ingenieros, así como para otro tipo de festivales y celebraciones que se realizaban en el Paseo, como las fiestas de San Pedro y San Juan.

El depósito de agua de riego se ubicó donde ahora están la bolera y el aparcamiento del Asilo. El estanque y su pozo se trasladaron a la calle Amparo en 1912 para dar un mejor servicio a la comunidad.

El Consistorio reconstruyó en 1913 un muro de sillares de piedra labrada rematado por una barandilla de hierro forjado para sustituir el talud de tierra que presentaba el parque en todo el flanco de la Carrera. De este modo se redujo la fuerte pendiente hacia la Puerta de Bejanque, que provocaba movimientos de piedras y tierra en este lugar cuando llovía, creando una perspectiva espectacular de la Carrera.

Desde el 9 de diciembre de 1908, el quiosco de música fue una de las iniciativas del Ayuntamiento. En su momento se presentó un proyecto que costaría entre 5.000 y 6.000 pesetas, pero fue rechazado por ser excesivamente costoso y estar infrapresupuestado.

Finalmente, en 1914, se encargó su diseño a Francisco Checa, arquitecto de la ciudad. Sin embargo, el 21 de mayo de 1915, Ramón García, director de la Capilla Provincial, solicitó por escrito que el quiosco se construyera inmediatamente.

Monumento al general Pedro Vives Vich
Monumento al general Pedro Vives Vich. Foto por santiago lopez-pastor. Flickr.

En 1919 se revisó el trazado del parque, lo que afectó al quiosco en cuestión, y debido a su mal estado, hubo que construir uno nuevo en 1920.

  ▷ CONVENTO DE LAS CARMELITAS DE SAN JOSÉ » Qué Ver

Las atracciones y casetas de la Feria de Otoño estuvieron repartidas por la Plaza Mayor, la Plaza de Santo Domingo y el Parque de La Concordia hasta 1978, cuando se trasladaron al recinto ferial.

La modificación más importante del parque se produjo en 1941, cuando se abrió un pasillo diagonal que conectaba la plaza de Santo Domingo y la calle San Roque. La propuesta fue firmada por el arquitecto municipal Antonio Batllé y Punyed y se diseñó para satisfacer las exigencias de los mandos de la Academia de Infantería, que requerían un paso libre para la marcha de los alumnos. Cuando Enrique Fluiters Aguado era alcalde, esto ocurrió.

Los dos pilares de entrada se construyeron en 1954 y están rematados con faroles isabelinos de diseño clasicista. Así se conmemoró la entrada en cuesta desde la Plaza de Santo Domingo. Batllé, el arquitecto de la ciudad, volvió a firmar la obra. El Parque de La Concordia se inauguró hace 100 años. El alcalde de Guadalajara en ese momento era Pedro Sanz Vázquez.

Por idea de Francisco Borobia, en 1978 se inició un nuevo programa de reforma. Con la profusión de pequeñas colinas de hierba, se sustituyó la distribución geométrica y ordenada de los parterres por otra con curvas redondeadas y diseño orgánico, tanto en planta como en altura, rompiendo la coherencia visual.

Visita el Parque de la Concordia
Visita el Parque de la Concordia. Foto por santiago lopez-pastor. Flickr.

En 1982 se añadieron dos macizos arbolados al paseo central, alterando por completo la noción de “salón” del diseño de 1854. Al mismo tiempo, se erigió una fuente luminosa en la conexión del paseo con la diagonal. Los árboles del parque se adornaron con placas que designaban el tipo de fuente. Francisco Javier Irizar Ortega era entonces el alcalde.

Árboles y vegetación

La diversidad arbórea del Parque de la Concordia es notable, ya que cuenta con un equilibrio de coníferas, otros árboles de hoja perenne y árboles de hoja caduca. Para mejorar la belleza del parque y su uso durante todo el año, es vital no abusar de una especie de árbol sobre otra. Una sobreabundancia de árboles de hoja perenne podría oscurecer demasiado el parque en invierno, cuando la escasa luz es un valor que hay que proteger, mientras que una sobreabundancia de árboles de hoja caduca, por el contrario, sería un espectáculo triste.

El Parque de la Concordia
El Parque de la Concordia. Foto por santiago lopez-pastor. Flickr.

Entre los árboles se encuentran las acacias, especialmente las de tres puntas. Tienen largas vainas marrones que cuelgan de sus copas en invierno. Hay pinos de todo tipo, como el halepensis, el radiata y el pinea.

  ▷ PALACIO DE LA COTILLA Y SALÓN CHINO » Qué ver

También hay álamos, chopos, castaños de indias, olmos, almez, árboles del amor, cedros, cipreses, enebros, palmeras y muchos otros árboles. La gran mayoría de estos árboles son bastante resistentes tanto al frío como a las condiciones climáticas cálidas y secas en invierno y verano. Otros (como los castaños de Indias) son menos resistentes, sobre todo cuando son jóvenes, pero han conseguido beneficiarse del microclima que les proporcionan sus vecinos vegetales leñosos.

Monumentos qué ver en el Parque de la Concordia

  • Instalación de la estatua de Venus “Mariblanca” en forma de fuente, que anteriormente decoraba la Plaza de Santo Domingo. Es una obra del antiguo Palacio de Montesclaros, de la primera mitad del siglo XVIII.
  • Instalación de un busto en conmemoración de Fernando Palanca, alcalde de Guadalajara de 1927 a 1928 y principal artífice de la reforma del Canal del Henares.
  • El 26 de enero de 1960 se dedica el monumento que conmemora al general Pedro Vives Vich, primer jefe e inventor de la aviación española.
  • El 23 de junio de 1973 se dedica un monumento en honor a José Antonio Primo de Rivera. El 23 de marzo de 2005 se clausura.
  • En 2001, se erigió un monumento en honor del capitán Barberán y el teniente Collar, héroes del vuelo transoceánico de 1933 desde el aeropuerto de Cuatro Vientos. Antonio Sanguino fue el creador del monumento.
  • También está la imagen de un guerrero del que no sabemos mucho, pero que podría ser el rey Carlos I de España.

Anteriores denominaciones del Parque de la Concordia

  • Se conoce como Parque de La Concordia desde sus inicios, gracias a la propuesta del gobernador civil de la provincia, José María Jáudenes.
  • Fue conocido como Paseo de la Unión Soviética durante dos años en plena Guerra Civil española, de 1937 a 1938.
  • En 1939 recibió el nombre de Paseo de Calvo Sotelo, bajo el gobierno de Franco.
  • El lugar pasó a llamarse Parque de la Concordia en 1981.

Vista virtual del Parque de la Concordia

Cómo llegar al Parque de la Concordia

Situación: C. de María Pacheco, 83, 19001 Guadalajara.

Horarios

Abierto las 24 horas

¿Qué te ha parecido el contenido?

Your page rank:

Opiniones del lugar

Opiniones

No hay reseñas todavía. Sé el primero en escribir una.

Añadir tu opinión sobre este lugar


Otros lugares turísticos cercanos

Última actualización:

Autor
Índice
Artículos relacionados