Puerta de Alcalá

La antigua Puerta de Alcalá, es uno de los monumentos más representativos e históricos de la capital española. Esta maravillosa obra arquitectónica, forma parte de las cinco puertas reales que anteriormente enaltecían las principales entradas a Madrid.

Actualmente, se sitúa en pleno corazón de la Plaza Independencia, cerca del Parque El Retiro y la famosa Fuente de Cibeles. Sin duda, uno de los símbolos históricos más preciados de la ciudad y que además merece la pena conocer.

alcala de henaresCon un aspecto bastante similar a los Arcos de Triunfo Romanos, esta estructura de estilo neoclásico fue inaugurada en 1778. Asimismo, el diseño original de la obra, termina en manos del arquitecto italiano Francesco Sabatini; con un proyecto que, frente a otras tres propuesta, fue seleccionado propiamente por Carlos III.

Inicialmente, la Puerta de Alcalá había sido construida en la parte fronteriza de la ciudad. Sin embargo, tras el crecimiento urbano de Madrid, ha quedado situada en casi pleno centro de la ciudad. De hecho, se ha constituido como un centro turístico de paso obligado, puesto que se encuentra colocada en una de las intersecciones más concurridas del actual Madrid.

 Historia de la Puerta de Alcalá

la puerta de alcalaEste monumento de categoría histórico – artístico propio de Madrid, fue construido entre los años 1769 y 1778. Para entonces, el objetivo de la edificación de esta puerta, era de tal importancia, que correspondía al primer arco de triunfo cimentado en Europa, luego de la caída del Imperio Romano.

Desde sus inicios hasta el día de hoy, la obra original ha sufrido varias renovaciones. Sin embargo, el proyecto final de la Puerta Alcalá, obra de Sabatini, formaba parte de los planes de mejorar urbanísticamente la ciudad, propuestos por Carlos III.

Desde entonces, el monumento formó parte de la entrada principal de la villa; consolidándose como una de la representaciones históricas más simbólicas del reinado de Carlos III.

Además, entre los planes para la mejora de Madrid planteado por este reinado, fue la parte este de la ciudad.  Por lo que, al mismo tiempo, se consiguió renovar espacios cercanos a la puerta como: La fuentes de Cibeles, el Paseo del Prado, el Jardín Botánico y Neptuno.

No obstante, desde su inauguración en 1778 hasta a actualidad, la Puerta de Alcalá ha sido telón de fondo para muchísimas fiestas. Se ha puesto en muchas ocasiones como umbral decorativo para conmemorar diversas festividades y centro de concentraciones políticas.

 ¿Qué ver en la puerta de Alcalá?

puerta de alcala de madridArquitectónicamente, esta obra es considerada una joya del siglo XVII. La estructura, está conformada por tres cuerpos; donde, la altura central, da forma a un arco que supera las dos bases laterales del conjunto.

Cuenta con elementos decorativos y ornamentales como: yelmos armas, escudos y angelotes  que han sido esculpidos en piedra blanca. Una característica particular de esta puerta es que dispone de una doble fachada. La interior está proyectada hacia el Oeste y la exterior hacia el este de la ciudad.

Cada una en particular muestra decoraciones diferentes. Sin embargo, la fachada externa tiene mayor detalle artístico, siendo el escudo real su atención principal. En cuanto a la cara interna, se muestra simbólicamente cuatro virtudes: Fortaleza, Prudencia, Justicia y Templanza.

visitar la puerta de alcalaPara muchos visitantes, resulta entretenido buscar las diferencias que hay entre una fachada y otra. Aunque esta puerta colosal, a simple vista se ve simétrica; cuando se aprecia de manera detalla se puede notar las diferencias entre ambas. Sobre todo haciendo énfasis en el caso decorativo – ornamental.

Al igual que muchos iconos monumentales de Madrid, este arco del triunfo también dispone de un bonito emplazamiento. Tanto la plaza como la puerta, fueron declaradas Bien de Interés Cultural y Patrimonio Histórico de España en el año 1976.

alcala puertaGeográficamente, se ubica a casi 660 metros sobre el nivel del mar mediterráneo y debe su nombre, a que la misma; fue creada junto al camino que conducía a la Alcalá de Henares.

Cerca de la Puerta de Alcalá, se encuentran otros monumentos que también son representativos de la historia madrileña y que puedes conocer al mismo tiempo. En este sentido, los más próximos son: La fuente de Cibeles y el Parque del Retiro. Puede realizar el recorrido a pie, pues cada uno se encuentra a menos de 10 minutos.

 ¿Cómo llegar a la puerta de Alcalá?

Para visitar monumento, debes tener en cuenta que se ubica específicamente en la Plaza de la Independencia de la calle Alcalá. Actualmente, Madrid dispone de con una red de transporte público bastante eficiente; y con diferentes alternativas que te permiten llegar a este sitio de interés.

En el caso de que optes por viajar en metro, debes tomar la Línea 2 y hacer parada en la estación Retiro.

Para trasladarte en autobús, las líneas correspondientes son: 1, 2, 9, 15, 19, 20, 28, 51, 52, 74, 146, N2, N3, N5, N6, N7, N8.

Si estas pensando en visitar Madrid en tus próximas vacaciones; la puerta de Alcalá, es un lugar histórico que no puedes dejar de conocer.

Horarios de visita

Al ser un recinto público, te puedes acercar a la hora que prefieras, el tiempo estimado de visitas es entre media hora y una hora. Puedes ver detalladamente cada uno de las fortalezas de este hermoso monumento. Detalles que no puedes dejar pasar si vas de turismo a Madrid.

Precios de entrada

Es completamente gratis. No debes pagar nada para admirar esta belleza arquitectónica.

Puerta de Alcalá
5 (100%) 1 vote[s]